Abogados de Marjorie de Sousa tienen pruebas de que Julián Gil incumple con pensión de su hijo

facebook

twitter

whatsapp

Email

Los representantes legales de la actriz presentaron pruebas contra Julián Gil, revelando la cantidad que el actor ha aportado en estos meses

La guerra legal entre Julián Gil y Marjorie de Sousa continúa. Luego de que surgiera el rumor de que el actor seguía sin pagar la cuota de pensión alimenticia de Matías , éste se puso en contacto con los presentadores de ‘Suelta la sopa’, compartiéndoles una copia del documento que avala su versión.

De acuerdo con el escrito, el actor dejó de pagar su cuota de pensión alimenticia desde junio de 2019, pues al concluir su contrato de exclusividad, se le otorgó una liquidación correspondiente a cuatro meses de salario.

Ante esto, Julián Gil señaló a ‘Suelta la Sopa’ que quedó en espera de la resolución del juez para saber cuál sería la cantidad que tendría que aportar de ahora en adelante, respuesta que, hasta el día de hoy, no ha llegado.

Tras las declaraciones del intérprete argentino, los representantes legales de Marjorie también se pusieron en contacto con la emisión, detallando que lo dicho por Gil es incongruente, pues el 20% que debe pagar el actor corresponde a sus ingresos ordinarios y extraordinarios que mensualmente obtiene en todas sus fuentes de trabajo y no solo las de México.

Es decir, esto debería incluir su salario como socio de un restaurante en Miami, sus honorarios como actor de las obras de teatro en las que participa, los contratos publicitarios y su sueldo como conductor de un programa de televisión de deportes.

Pese a todo esto, el actor presuntamente se habría puesto en contacto con el periodista Luis Alfonso Borrego, para asegurarle que, aunque no haya dado dinero en todos estos meses, su expareja no debería tener problemas económicos, pues desde los tres meses de vida de Matías y hasta junio de este año, le aportó 180 mil dólares (4 millones de pesos aproximadamente).

Los problemas entre Julián Gil y Marjorie de Sousa iniciaron tres meses después del nacimiento de Matías, desencadenando una serie de acusaciones, que van desde el consumo de sustancias ilegales, violencia y mentiras.

Posterior a esto, comenzó una batalla legal por la manutención del menor y sobre todo, por el régimen de visitas a Matías por parte del actor, que más tarde fueron canceladas por él mismo.

Bajo el alegato de que “era por el bien de su hijo”, Julián Gil dejó de frecuentar a Matías en agosto de 2018, reencontrándose con el menor en agosto pasado en un centro de convivencia.