Aislinn Derbez confiesa que llegó a desmayarse por estar borracha: ‘Me quisieron llevar al hospital’

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz reveló por qué decidió dejar el alcohol después de que durante una etapa bebió mucho

Pocas veces Aislinn Derbez habla de su intimidad, pero ahora recordó varias etapas de su vida durante una plática que tuvo con su hermano José Eduardo Derbez. La actriz, quien recientemente anunció su separación de Mauricio Ochmann, indicó que aunque actualmente ya no toma alcohol, hace algunos años sí tuvo varias borracheras y que incluso en una ocasión terminó desmayándose.

La fuerte confesión se dio en el último video que José Eduardo publicó en su canal de YouTube, donde destapó que en aquella ocasión estaba tan alcoholizada que no podía caminar y que incluso pensó que se moriría, pero que no permitió que la llevaran al hospital.

“Una vez me pegó la cruda tan fea, que me empezó a hormiguear todo el cuerpo, las manos y empecé a sudar frío, dije ‘me voy a morir, me voy a desmayar’. Me caí, yo estaba en Nueva York, me desmayé en la calle, me quisieron llevar al hospital, no me dejé, no podía ni caminar”, relató.

Aislinn Derbez señaló que todo sucedió cuando tenía entre 18 y 25 años, pero detalló las razones por las que prefirió dejar el alcohol.

“Tuve esta etapa de alcohol como de los 18 a los 25 años, cuando me ponía borracha me ponía muy borracha en serio. Yo decía ‘no voy a tomar porque me gusta, voy a tomar porque quiero ponerme hasta el que que’. Yo soy como alérgica al alcohol, soy como alérgica a todos los estupefacientes. O sea, todo me pega como al triple, por eso dejé de tomar (…) Mi papá nos terminó lavando la cabeza de que el alcohol no era bueno, al grado que Vadhir y yo terminamos sin tomar alcohol”, precisó.

Y es que Eugenio Derbez fue uno de los responsables de que la protagonista de ‘La casa de las flores’ dejara de tomar, ya que desde que era muy joven le contaba que él jamás bebió una gota de alcohol e incluso tenía la misma plática con las amigas de su hija.

“Mi papá se quedaba despierto hasta que llegáramos y cuando llegábamos lo primero que hacía era pararse en la puerta y decía ‘¿cómo vienen?’. Yo me acuerdo que yo primero muerta antes de tomar una gota de alcohol, porque me olía como sabueso, se acercaba y me empezaba a oler. Y mis amigas se morían de miedo y decían ‘¿por qué está despierto tu papá? ¿por qué nos está oliendo?’. Mi papá abrazaba a todas y las olía, para ver si venían borrachas y nos empezaba a dar una plática como de ‘fíjense que yo nunca he tomado’…”, expresó.