David Zepeda publica contundente mensaje tras días de difamaciones y ataques en redes sociales

facebook

twitter

whatsapp

Email

Tras las notas publicadas sobre su supuesto romance con Daniel Urquiza, el actor expresó su postura sobre las calumnias y el peligro de difundirlas

Luego de que varios medios de comunicación hicieran eco a los rumores que, sin fundamento alguno, señalan a David Zeped a como el responsable de la muerte del estilista Daniel Urquiza, quien falleció el pasado 19 de octubre, el actor se manifestó a través de sus redes sociales con un contundente mensaje.

Todo empezó cuando el programa de YouTube Chismes No Like reveló que entre el actor y el estilista existía una supuesta relación amorosa y que incluso ya tenían planes de boda, pero que empezaron a tener problemas en su presunta relación tras la difusión de una serie de fotografías donde David aparece con otra mujer. Además, informaron que, supuestamente, Urquiza se había quitado la vida.

Tras ello, los rumores sin fundamento fueron replicados por varios medios de comunicación y Zepeda fue blanco de fuertes señalamientos en redes sociales.

Sin embargo, este lunes el protagonista de Vencer el desamor rompió el silencio y, sin mencionar en una sola de sus palabras la polémica, compartió una dura reflexión en la que expresó su postura sobre las calumnias y el peligro que representa quien las difunde.

"Cuanto más débil es el calumniador, más peligrosas son sus acciones... Las personas felices no pierden el tiempo mintiendo, y haciendo el mal a los demás... La Paz y tranquilidad que viene del no tener nada que temer ni ocultar no tiene precio", anotó.

Firme a su franca personalidad, el actor de telenovelas como Por amar sin ley, La doble vida de Estela Carrillo y Tres veces Ana también compartió una publicación el pasado 23 de octubre en la que destacó: "El que vive en armonía consigo mismo, vive en armonía con el universo...".

Aunque hasta el momento David Zepeda no ha dado una declaración directa sobre el tema, es un hecho que los rumores malintencionados alrededor de algo tan delicado como la muerte de una persona no pasaron desapercibidos por el actor.