Erika Zaba habla de las complicaciones que tuvo en el embarazo: “Me dio una enfermedad grave”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La integrante de OV7 también habló del tratamiento de fecundación in vitro al que se sometió por año y medio para quedar embarazada

Desde que Erika Zaba se convirtió en mamá, no ha dejado de presumir a su pequeño Emiliano en redes sociales. Sin embargo, esta vez la integrante de OV7 llamó la atención de sus seguidores al hablar de las complicaciones que tuvo para embarazarse y después de dar a luz.

Fue a través de su canal de YouTube donde la cantante, con toda la sinceridad, habló del tratamiento de fecundación in vitro al que se sometió por año y medio, un proceso que ella misma describió como “doloroso”.

“Lo más difícil del tratamiento y lo que más trabajo me costó es que me tenían que inyectar todo el tiempo para sacarme sangre. Yo tengo las venas súper delgaditas y me lastiman muchísimo cada vez que me inyectan. Lo intentamos durante año y medio y yo creo que fueron alrededor de 1200 inyecciones, entre sacadas de sangre y las inyecciones de las hormonas, es muy doloroso”, compartió.

Aunque la intérprete de ‘Vuela más alto’ e ‘Intoxicada’ ya había hablado de las complicaciones que se le presentaron a la hora del parto, fue hasta ahora que reveló que tuvo que ser trasladada de emergencia al hospital previo al nacimiento de su hijo Emiliano.

“Tuve cesárea porque tuve que ir de emergencia al hospital y ya no nos dejaron salir. Emiliano estaba programado para nacer un jueves y tras un fuerte dolor de cabeza muy intenso que tuve, nació de emergencia el domingo por cesárea. Si no he compartido esta parte de mi historia es porque no sé si estoy segura de querer compartirla”, contó.

Aunque Erika Zaba no entró en detalles sobre qué fue lo que sucedió minutos después de llegar al hospital, sí mencionó que fue un choque muy duro para ella, del cual aún le cuesta trabajo hablar, pero prometió que el día que esté lista, lo hará.

Fue una enfermedad grave que me dio. A la mera hora que tuvimos que reaccionar bastante rápido para que no se complicara mucho más (…) Lo sigo procesando, estuvo muy duro, estuvo feo y cuando esté preparada y lista para compartir la experiencia lo voy a hacer”, recalcó.

Finalmente destacó que las complicaciones que se le presentaron hicieron que no pudiera amamantar a su hijo como hubiera querido, lo que más tarde también le provocó depresión posparto.

“Sí me dio depresión posparto, de hecho cuando nació mi bebé al principio estuve muy alejada de las redes. Fue una semana muy difícil, después del hospital llegue a la casa y la verdad es que me dio depresión, lloraba todo el día, no sabía qué me pasaba, no sabía porque lloraba, me sentí mal físicamente, fue cesárea, entonces, me dolía mucho la herida”, sentenció.

Emiliano, quien es fruto de su matrimonio con Francisco Oliveros, nació el 3 de noviembre de 2019 en Estados Unidos; pesó 2.9 kg y midió 49.5 centímetros. El pequeño es el primer hijo de Erika Zaba y el tercero para su esposo, quien ya es padre de dos niños, producto de su primer enlace.

“A las 4:52 am llegó a nuestras vidas el pequeño Emiliano. No puedo describir con palabras el momento y lo que sintió mi corazón cuando nos vimos por primera vez”, escribió Erika Zaba un día después de debutar como madre.