/312685/snapshot1557792322016.jpg
Ver video

Esta es la historia de la fractura familiar entre Frida Sofía y Alejandra Guzmán

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

Tanto madre e hija han dado señales de la distante relación que mantienen

Luego de dedicarle un polémico mensaje a Alejandra Guzmán en el marco de la celebración del Día de las Madres, la cantante fue cuestionada sobre las duras palabras de su hija Frida Sofía y aunque no abundó en el tema, la llamada “Reina del Rock” dejó entrever un distanciamiento con ella.

“No me ha llamado, pero bueno, la quiero, la amo y donde quiera que esté, le mando besos”, expresó sonriente y tranquila ante la prensa que la esperaba a fuera de la casa de Silvia Pinal.

Aunque se desconoce cuál fue la razón del distanciamiento entre madre e hija, en sus recientes publicaciones de Instagram, la joven de 29 años afirmó que desde hace un año no tiene relación alguna con su progenitora, pues según es inalcanzable para ella.

“Me pierdo entre su público. Ella no se baja del escenario, sería mejor y tendría sentido que la razón por la cual siempre ha estado ausente fuera la muerte, pero no. Está viva, podrida en dinero y con el cerebro lavado de gente que según ella la quieren. A mí me ve como el enemigo (…) Ha sido un huracán tener que ser su hija. Si hubiera podido elegir, no nazco”, expresó Frida Sofía en uno de los comentarios de su perfil social.

¿Cómo empezó este distanciamiento?

En mayo de 2005 trascendió en los medios de comunicación que un grupo de sujetos trató de secuestrar a la hija de Alejandra Guzmán, aunque este hecho no pasó a mayores y solo quedó en el susto, sí se convirtió el parteagüas para que la cantante decidiera mandar a su hija a Estados Unidos.

Alejada de su casa y de su familia, Frida Sofía comenzó sus estudios en el país vecino y aunque todo parecía ir bien entre madre e hija, en 2008 volvieron a colarse en el ojo del huracán, pues se dio a conocer que la joven había sido sometida a un tratamiento por sobredosis de medicamentos y alcohol.

Este hecho no trascendió y Frida Sofía continúo con su preparación profesional, graduándose en 2014, de la carrera de Mercadotecnia de modas, en el Art Institute de Miami.

La fractura familiar

La buena relación entre madre e hija trascendió en los siguientes años en redes sociales. Incluso, cuando Alejandra Guzmán se recuperaba de su problema de cadera, Frida Sofía fue quien estuvo al pendiente del ella.

Sin embargo, la buena relación que llevaba Frida Sofía con su madre y con la Dinastía Pinal se fracturó hace aproximadamente un año, y aunque se desconocen las causas exactas, esta quedó expuesta cuando Michelle Salas publicó una foto familiar sin mencionarla.

Tras este acontecimiento, la joven aseguró al programa Despierta América que la rencilla con su sobrina viene desde 2015, cuando aceptó posar para la edición mexicana de la revista Playboy.

Mira en fotos los escándalos que han rodeado no solo Frida Sofia, sino a toda la dinastía Pinal

A raíz de eso, Frida Sofía se ha dedicado a publicar indirectas para todos los miembros de la Dinastía Pinal, en los que trascienden nombres como: Sylvia Pasquel, Stephanie Salas y ahora, Alejandra Guzmán, a quien recientemente acusó de “tenerla amenazada”.

En cuanto a la difícil relación con su madre, Frida Sofía dio a conocer que esto no fue siempre así: "Empezó justo en la pubertad. Desde eso, me ha tratado como basura. Un día me regala 8 pares de zapatos carísimos (qué en realidad valen ve**a) y al otro día me corre y me deja sin tarjetas, sin dinero, sin nada y a los 16. Ya ahorita, gracias a Dios y a uno de sus buenos humores tengo un lugar ‘estable’ porque de aquí no me tiene amenazada como siempre lo hizo”, señaló en Instagram.