Pese a problemas con Frida Sofía, Enrique Guzmán afirma que es la nieta que más quiere

facebook

twitter

whatsapp

Email

El cantante lamentó que se haya burlado de su situación fiscal y que estuviera de nuevo en la polémica tras pelea con Chiquis Rivera

El pasado 7 de noviembre, Frida Sofía y Chiquis Rivera protagonizaron fuerte pelea en un bar de Texas, luego de que la hija de Alejandra Guzmán desconociera a Lupe Esparza en una entrega de premios. Ante esto, Enrique Guzmán reaccionó al tema, lamentando que su nieta nuevamente esté acaparando titulares por escándalos.

“Me duele mucho (…) Yo quisiera que pensara un poquito las cosas, ¿para qué se pelea con todo el mundo? Está contra todo mundo”, expresó el intérprete de ‘Payasito’ en un programa matutino.

De igual forma, descalificó que Frida se haya burlando de su situación fiscal en un video de ‘El Escorpión Dorado’, detallando que, pese a todo lo que ha dicho de él y de su familia, continúa siendo su nieta favorita.

“Yo la quiero y que haga lo que quiera. Yo la quiero mucho, es de mis nietas la que más quiero”, compartió.

Sobre si ha intentado hablar con ella, el artista venezolano indicó que no, ya que lo último que ha hecho ha sido agredirlo. “Por ahora no porque está agrediendo cosas muy personales mías, y a mí directamente. Hay que dejarla que ella primero recapacite y encuentre el camino”, indicó.

Aunque Enrique Guzmán prefirió, una vez más, mantenerse al margen del pleito que existe entre su hija, Alejandra Guzmán, y su nieta, reveló que las adicciones de la joven fueron lo que detonó el distanciamiento entre madre e hija, al igual que todo lo que ha ocurrido en el último año.

“Yo creo que ella tiene unas dependencias químicas importantes (…) y las tuvo también su mamá. Alejandra es una guerrera y ayer hablamos y dice: ‘tengo tres meses, 20 días, de no tomar una copa’ (…), pero cuando ellas se enfrentaron, pues estaban las dos en la misma bronca”, recalcó.

Finalmente, Enrique Guzmán señala que si no ha ido a buscar a su nieta a Los Ángeles es porque desea que se dé cuenta de sus actos, no sin antes reafirmar, una vez más, que es la nieta que más quiere.

“Necesita crecer (…), que se pegue contra la pared primero. Que se pegue en la nariz, que vea que se está haciendo daño. Que le duela algo y luego yo voy (…) a ponerle el curita. Ella tiene muchos problemas químicos y prefiero que aprenda sola a que tenga que darle yo las lecciones, yo a mis nietos los consiento”, sentenció.