Ver video

Geraldine Bazán aclara distanciamiento con su madre: “dicen que el que se lleva, se aguanta”

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

La actriz aseguró que no tiene derecho a prohibirle cosas a su madre, pero destacó que le pidió que no cayera en el juego

Luego de las polémicas declaraciones que Rosalba Ortíz, mamá de Geraldine Bazán, desató sobre el escándalo que involucró a su hija con Santiago Ramundo y Julián Gil, la actriz respondió a los rumores que aseguran se distanció de su madre, y aunque detalló que se lleva bien con ella, destacó que le hizo saber las consecuencias de caer en el juego de los dimes y diretes.

“Yo le dije a mi mamá: ‘Mami a ti te encanta el juego’. O sea la verdad es que ella está en el chat de todos, entonces le digo: ‘Cómo ahora dices ya no juego, si te estás llevando’, (…), dicen que el que se lleva se aguanta, y bueno, yo la amo”, dijo durante la alfombra roja de ‘Monarca’, serie producida por Salma Hayek.

Sobre cuáles son sus impresiones de todo lo que se ha dicho y de los dimes y diretes en los que ha participado doña Rosalba, la protagonista de telenovelas indicó: “yo nada más me río muchísimo y de repente sí le digo 'híjole mami, bájale', pero bueno, al final no soy quien, la amo, la respeto y ella tendrá su opinión de todo, pero si hay algo que he aprendido en esta vida es que si te llevas te aguantas y ahora sí que ni modo", añadió la intérprete, de 36 años.

En cuanto al escándalo de su separación con Gabriel Soto y en el triángulo amoroso en el que también se involucró a Irina Baeva, Geraldine Bazán asegura haberlo superado, destacando que ahora está feliz de haberle podido dar vuelta a la página.

“Yo siempre estoy muy tranquila (…). La verdad es que, a través del tiempo y de los años, vas aprendiendo que así es el show business (…).Creo que lo más importante es saber quién eres, qué es lo que quieres en la vida, sobre todo, lo que no quieres y aprender a jugar el juego", sentenció.

El rumor sobre un supuesto distanciamiento entre Geraldine Bazán y doña Rosalba Ortíz surgieron luego de que el periodista de espectáculos Alex Kaffie afirmara que madre e hija llevaban separadas un año, al grado de que la señora tenía prohibida la entrada a la casa de la actriz.