Geraldine Bazán hace sincera confesión sobre sus batalla para subir de peso

La actriz habló sobre los cambios que ha sufrido su metabolismo y qué hace para mantenerse en forma
Por: Paulina Flores
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Es común que las publicaciones en las que Geraldine Bazán presume figura en redes sociales se llenen de halagos y preguntas que buscan obtener sus secretos de belleza mejor guardados, aunque también suelen colarse mensajes en los que señalan lo delgada que se ve.

Estos señalamientos, a los que ya varias veces ha hecho frente, tienen una nueva explicación y es que fue la misma estrella de televisión de 38 años de edad quien compartió durante su participación en el programa de Montse y Joe las batallas a las que se enfrenta para mantener su peso.

La actriz de 'Por amar sin ley' reveló que con los años su cuerpo ha atravesado por muchos cambios pues su metabolismo se ha ajustado sobre todo después de sus dos embarazos.

"Hay que comer bien, hay que hacer ejercicio. Te voy a decir una cosa a mí me cambió el metabolismo a partir de que fui mamá, o sea yo también tuve mi época en la que era muy flaquita, luego me fui a Estados Unidos a trabajar y engordé porque también las hormonas y los conservadores y todo lo que tiene la comida por allá, después ya me estabilice, después que fui mamá mi cuerpo cambio y mi metabolismo también muchísimo", compartió.

La mamá de Elissa y Miranda resaltó que ahora le cuesta mucho mantener su peso pues su no sigue sus rutinas de ejercicio y alimentación tienen a bajar tallas.

"Ahora me cuesta muchísimo subir de peso, entonces si yo no como bien y no hago ejercicio pues bajo mucho de peso a veces", dijo ante la mirada de asombro de las presentadoras del programa y Adriana Fonseca.

Hace unas semanas Geraldine Bazán respondió contundente a los señalamientos de su delgada silueta con la frase “Sí, estoy flaquita y me encanta”, recibiendo aplausos de sus fans, quienes hasta ahora se enteran que la actriz cuando regresa de un largo viaje tiene que retomar sus rutinas para recuperar su peso.

"Acabo de llegar de vacaciones me pueden ver un poquito más delgada porque tengo que ponerme a hacer ejercicio y comer ejercicio", explicó. "Con los embarazos me fue muy bien también, fui muy afortunada subí de peso lo que tiene que ser y me recuperé muy rápido también".