Geraldine Bazán reacciona a fotos de sus hijas con Irina Baeva: ‘Lo hacen sin mi autorización’

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz relató que no le pareció adecuada la respuesta que tuvo su exesposo Gabriel Soto

Tras desmentir una publicación que aseguró que recurrió a la brujería para supuestamente dañar a Irina Baeva, Geraldine Bazán regresa a los titulares ahora por su reacción a las fotografías que compartió Gabriel Soto en las que se observa a sus hijas, Alexa y Elissa, con la actriz rusa.

Durante un evento la noche de este martes 19 de noviembre, la estrella de televisión respondió a los cuestionamientos de la prensa e indicó que desconocía la existencia de esas imágenes y destacó que esa convivencia de sus pequeñas con la actual novia de su exesposo se ha dado sin su autorización.

“No sé, hoy me enteré porque vi unas fotos, pero si lo hacen, lo hacen a escondidas. La verdad es que lo hacen sin mi autorización entonces pues nada no te puedo contar más de eso porque yo me enteré también junto con ustedes”, detalló a periodistas como Edén Dorantes.

Al ser cuestionadas sobre sí hará algo al respecto en el ámbito legal o si confrontará a Gabriel Soto por las fotografías, Geraldine Bazán detalló que ya no quiere más polémicas.

“No le voy a echar más cosas a lo que sucede. Yo puse un post hoy porque salió una nota totalmente ridícula. Es algo que nadie creemos y que no es real. Al final de todo es una avalancha de cosas y yo ya estoy cansada de todo esto. Yo estaba tan tranquila, feliz haciendo mi nueva película, que para mí tiene más relevancia. La verdad es que ya ha pasado tanto tiempo y que vengan otra vez y que al final siempre sean cuestiones de querer tapar el hoyo de alguna manera”, precisó.

Geraldine Bazán también aprovechó su encuentro con la prensa para desmentir el mensaje con el que el galán de telenovelas acompañó las polémicas fotografías. Y es que afirmó que sus hijas tienen una relación sana con Irina Baeva y que es mentira que lloren por convivir con ella.

“Yo dije que Elissa, sobre todo ha estado muy afectada e incluso hasta Gabriel me escribió para decirme que Elissa había llorado porque por casualidad se encontraron en un centro comercial hace dos semanas. Elissa se puso muy mal, salió corriendo, su papá la obligó a que fuera a saludarla. Yo lo puse porque me parece que no puede ser eso, al final él no puede tomar decisiones unilaterales en cuanto a mis hijas”, señaló, según reportó Univision.