Hija de Carmen Salinas estremece al destapar cómo se despidió de su mamá: ‘Vivía por mí’

María Eugenia Plascencia reveló detalles de los últimos momentos de vida de la actriz
Por: Valeria Contreras N.
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

A unas horas de confirmarse la muerte de Carmen Salinas a los 82 años de edad, su hija María Eugenia Plascencia reapareció frente a los medios de comunicación y entre lágrimas conmovió al revelar cómo se despidió de su mamá.

Las estremecedoras declaraciones de Maru, como es conocida en el medio artístico, se dieron a su llegada a la agencia funeraria en la que es velada la primera actriz, con quien pudo compartir algunos minutos y a quien le pidió irse en paz.

Me fui a despedir de ella, les agradezco. Estaba bajando la presión, nos avisaron y subimos a verla para despedirnos. Le hablé y le dije ‘mamacita linda sé que ya tienes que partir, no te preocupes por nosotros, te vas a ir en paz, vete bien mamita linda, te vamos a extrañar mucho, pero tienes que descansar ya”.

La hija de Carmen Salinas detalló que, aunque su mamá enfrentó una recaída en las últimas horas, siempre creyó que saldría adelante e incluso se encomendó a la Virgen de Guadalupe para que la salvara.

Hija de Carmen Salinas reaparece tras la muerte de la actriz y conmueve: ‘Esperaba un milagro’

Relató cómo fueron los últimos instantes con vida de la actriz , quien realizó su última participación en televisión en la telenovela ‘Mi fortuna es amarte’.

“Apenas podía respirar mi mamá, tenía baja la presión… Yo pensé que iba a salir adelante, porque respiraba por ella misma, empezaba a abrir los ojos, aunque no me veía, le hablaba y me abría los ojos, sí me escuchaba. Me tocó ver al terapeuta, le empezó a hacer su masaje y se ponía tensa, mi mamá tenía reacciones. Esperaba un milagro, porque estaba ahí a la mano la Virgen de Guadalupe hasta yo decía ‘si mi mamá despierta me voy a la Villa para agradecer’”, comentó María Eugenia Plascencia.

Destacó que la estrella de televisión deseaba seguir viviendo, pese al profundo dolor que significó la partida de su hijo Pedro Plascencia y su gran amigo Chato, pero que le tranquiliza que ya se reunió con ellos en el cielo.

“Mi mamá ya no pudo seguir, ya está con mi hermanito y mi tío Chato… Mi mamá nunca habló de la muerte, ella tenía ganas de vivir, a pesar de que perdió a mi hermano, a mi tío Chato, a sus hermanos, vivía por mí, por sus nietos, por ustedes y por todo, deseaba seguir viviendo”, precisó la hija de Carmen Salinas .