Hijos de Eugenio Derbez descubren mentira del actor y afirman: ‘Es la familia que tiene escondida’

facebook

twitter

whatsapp

Email

Alessandra Rosaldo fue la encargada de destapar la mentira que por años ha contado el comediante

Alessandra Rosaldo tiene una excelente relación con sus hijastros, hecho que quedó en evidencia en el último video que compartió en su canal oficial de YouTube, donde tuvo una entretenida plática con Vadhir y José Eduardo Derbez , a quienes les reveló la mentira que por años ha dicho su papá Eugenio Derbez.

La vocalista de Sentidos Opuestos confesó a los actores que en más de una ocasión el protagonista de ‘La familia P. Luche’ le ha contado que hace algunos años, cuando sus hijos eran pequeños y él tenía que estar en el teatro, los menores se ponían a trabajar como meseros o acomodadores en las funciones.

“Me contó Eugenio de unas ocasiones en las que haciendo él temporada de teatro, cuando le tocaba pasar el fin de semana con ustedes y estaba trabajando, ustedes se la pasaban encerrados en el teatro y a veces le hacían de meseros y acomodadores (…) Que se iban a trabajar a la cafetería del teatro San Rafael”, detalló la mamá de Aitana.

Entre risas y con cara de incredulidad, Vadhir y José Eduardo Derbez negaron rotundamente lo dicho por Alessandra Rosaldo e incluso bromearon al respecto, destacando que su papá seguro se confundió de familia, porque ellos jamás hicieron eso.

“No, esa es la familia que tiene escondida. No dudo que se esté confundiendo, lo más probable es que nosotros estábamos muy chiquitos, porque mi papá nunca nos cuidó muy bien, entonces seguramente desde los tres años era de váyanse para afuera”, afirmó el primogénito de Victoria Ruffo.

Ante el descubrimiento, Alessandra Rosaldo comenzó a reír y se limitó a señalar: “Ahí está de viva voz, los niños diciendo que el papá no los cuidaba bien”.

Vadhir Derbez también recordó algunos episodios de su infancia, en la que afirmó sufrió mucho bullying por parte de sus medios hermanos Aislinn y José Eduardo Derbez, hecho que no decía y prefería llegar a desahogarse con su mamá.

“Cuando nos veíamos era muy poquito tiempo entonces todos éramos muy políticos y muy bien portados, nos la llevamos leve, entre ellos no se molestaba, me molestaba a mí y yo era bien calladito y no les decía nada. Era más de ‘me están molestando’, me lo guardaba y ya lloraba yo en mi casa”, precisó.

Su madrastra quedó conmovida por la historia, mientras que José Eduardo Derbez se defendió y sentenció: “Es que sí éramos muy mala onda, pero lo que queríamos es que se defendiera, que nos diera réplica”.