Ingrid Martz revela que su hija superó los estragos que el confinamiento causó en su comportamiento

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz aseguró que Martina, de tan solo un año, ahora es más sociable y que su miedo a convivir con la gente quedó atrás

A finales de julio, Ingrid Martz confesó a su amiga Margarita Magaña que el aislamiento social, a causa del coronavirus, había afectado el comportamiento de su hija Martina, pues la pequeña, de tan solo un año, había desarrollado una especie de miedo hacia la gente.

“Vivía muy tranquila pensando eso, pero la semana pasada me tocó ir a su vacuna (…) la puse en la carriola (…) y entramos (al consultorio) sin problema. Cuando volteó y vio a alguien nuevo, empezó a hacer pucheros y se soltó a llorar”, contó en una transmisión en vivo a su compañera de telenovelas el pasado julio.

A un mes de esta revelación, la actriz utilizó sus redes sociales para hablar del tema y destapar que la pequeña por fin había superado los estragos del confinamiento.

“Estábamos muy preocupados por que #BabyMartina estuvo encerrada 5 meses y no vio a nadie, esto fue justo cuando empezaba a darse cuenta de las demás personas, esa edad en donde empiezan a querer jugar y socializar, pero debido a la pandemia, no pudo ser y cuando por necesidad tuvo que salir a sus vacunas o entró el jardinero y vio gente, ella lloró mucho, se asustó de verlos y escuchar voces diferentes”, escribió, el pasado 22 de agosto, en su perfil oficial de Instagram.

“Afortunadamente eso quedó atrás, ahora está feliz de ver gente, aunque estén lejos, los saluda, grita de emoción, así que si están preocupados por el aislamiento, no se preocupen, los bebés se adaptan rápidamente”, agregó al pie de una imagen en la que aparece Martina disfrutando de unos días en la playa.

Y es que desde hace unos días, Ingrid Martz y su esposo Rodrigo Luque salieron de la Ciudad de México para disfrutar del sol, la arena y el mar, desde donde han estado compartiendo preciosas fotografías familiares.