Jacky Bracamontes le responde a su esposo tras ventilar que como maestra “pierde los estribos”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz también habló de las cosas positivas que le ha dejado el confinamiento

A finales de junio, Martín Fuentes sorprendió al ventilar que Jacky Bracamontes tenía muy poca paciencia como maestra de sus tres hijas -Jacky, Caro y Renata-. Incluso, hasta dijo que “perdía los estribos” con facilidad. Ahora, es la actriz quien habló del tema y con su característica sonrisa, le respondió a su esposo.

Martín no miente (risas), lo que pasa es que sí soy una mujer, te lo confieso, muy paciente; soy una mamá muy paciente, con cinco hijas solo tienes que trabajar en eso sino te vas a volver loca, esa es una realidad, pero lo que pasa es que esto de ser miss nos agarró a todas las mamás de sorpresa”, reveló en entrevista con Quién.

Además, explicó que no ha sido la única mamá que se ha sentido así, pues, dijo, algunas de sus amigas describieron las clases online como “el infierno”.

“Con todas mis amigas con las que he hablado han estado igual que yo; todas me dicen que están felices, pero en las clases online, todo el mundo me decía que renunciaba, que es el infierno”, agregó.

Jacky Bracamontes destacó que aunque lo más difícil del confinamiento han sido las clases en línea, el cierro también le ha dado el mejor regalo: estar con Martín Fuentes y sus cinco hijas más tiempo, pues últimamente solo se la pasaba trabajando.

“Mi trabajo favorito es el de ser mamá y estar con mis hijas, entonces este regalo que nos dio la vida de estar todos en familia, encerrados, los siete juntos ha sido enorme porque me tocó desayunar, comer, cenar con ellas, dormirlas, rezarles, darles la bendición, estar 24 horas al día ahí, a pesar de lo difícil que fue ser maestra”, compartió.

Finalmente, aseguro que el tiempo de confinamiento también lo ha aprovechado para ella y sobre todo, para darle un respiro a su cuerpo.

“He estado haciendo más ejercicio, Martín me lleva de la oreja a andar en bicicleta y el kayak, eso la verdad que ha sido un respiro a mi alma y a mi cuerpo (…) en cuanto a la belleza, sin maquillaje, no me peino, mi piel ha descansado”, sentenció.