Productor de José José revela que el cantante le dijo: 'Me estoy muriendo de hambre'

facebook

twitter

whatsapp

Email

El productor Enrique Gou afirmó que él fue testigo de cómo Sarita y su madre se quedaban con el dinero del cantante

Tras la muerte de José José el pasado 28 de septiembre, salieron a la luz los presuntos maltratos de los que era víctima en manos de su hija menor Sarita, quien fue acusada por sus medios hermanos de mantener secuestrado al cantante. Ahora a casi una semana de su fallecimiento, el productor Enrique Gou indicó que hace dos años el cantante le confesó que se estaba muriendo de hambre.

El amigo del llamado ‘Príncipe de la canción’ indicó en entrevista con un programa de espectáculos que su distanciamiento con el artista se dio por culpa de Sarita, cuando ella comenzó a manejar la carrera de su padre.

“Hicimos muchos shows juntos, los últimos shows que tuve con él fueron hace dos años, estuvimos trabajando mucho, hasta hace tres años hubo un distanciamiento por Sarita (…) Ya no (ganaba dinero en los shows). De hecho en los últimos shows que trabajé con él, fue una vez que me habló y me dijo ‘oye ahijado no tengo lana, me estoy muriendo de hambre’. Así lo dijo, literalmente y le dije ‘sabes qué José ya no vendes boletos’”, expresó el productor.

Destacó que el dinero que llegaba a ganar José José de sus presentaciones, se lo depositaba en una cuenta a nombre de su esposa Sara Salazar, quien era la que se quedaba con el dinero por lo que el intérprete de ‘Volcán’ le pedía le guardara unos dólares a escondidas de ella para que él tuviera efectivo disponible.

“En los últimos conciertos, yo le depositaba a Sara, pero José me pedía que le diera dolaritos a él para que él los guardara para tener su guardadito sin que ella supiera”, sentenció.

Sin embargo, Enrique Gou también fue testigo de cómo Sarita intervenía en las contrataciones y exigía cosas pese a que nunca había manejado la carrera de algún artista.

“De hecho para los últimos shows eran muchos problemas, todo tenía que verse con Sarita, antes lo veíamos con Laurita, ya después fue Sarita la que empezó a ser la apoderada, la que te mandaba los contratos, la que te exigía, la que te brincaba porque a mí me llegó a brincar como empresario. Yo vendía a José con un empresario y le hablaban directamente a ese empresario, muchos problemas”, indicó.