Julián Gil manda duro mensaje tras perder patria potestad de Matías: “Es huérfano de un padre vivo”

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor mandó también mandó un mensaje a su expareja Marjorie de Sousa

Luego de presentar en sus redes sociales la documentación que constata que perdió la patria potestad de Matías, Julián Gil hizo una dura reflexión sobre su hijo, quien nació en 2017 fruto de la relación que mantuvo con Marjorie de Sousa.

En entrevista con el programa Hoy, el actor de 'Por Amar Sin Ley' reafirmó el interés que siempre tuvo por estar presente en la vida del pequeño de tres años de edad a quien, tras su nacimiento, sólo ha podido ver en un par de ocasiones en un centro de convivencia.

"Matías hoy en día es huérfano de un padre vivo, yo estoy vivo y yo siempre he querido fungir como padre, presente. A mí se me ha desvinculado completamente del niño, de su vida, de su crianza", lamentó,

Firme en su postura de que la patria potestad le fue arrebatada, el argentino usó las cámaras del matutino liderado por Magda Rodríguez para enviar un contundente mensaje a la venezolana, quien recientemente sorprendió con su participación en ¿Quién es la Máscara?

"Aquí se me ha robado la patria potestad como a Matías, como a mí, creo que apelar sería innecesario. Ahora, sí es muy sencillo, ella tiene mi teléfono, sabe dónde estoy, lo único que tiene que hacer es llamarme y decirme 'Julián ven a compartir con Matías".

Confirmó, además, lo dicho en varios medios de comunicación sobre el cumplimiento de las obligaciones con las que debe continuar con Matías: "Aparte de eso, tengo que seguir pagando la pensión, yo con eso no tengo ningún problema, yo hasta el día de hoy se la he pagado, la pensión se seguirá pagando".

Sin embargo, la estrella de televisión de 50 años dejó claro que el dictamen de un juez no podrá arrebatar, a padre e hijo, el lazo de sangre que los unirá de por vida.

"Me podrán quietar la patria potestad, me podrán quitar los derechos de verlo y a él (le están quitando el derecho de tener un padre) lo que no le van a poder quitar es la sangre que le corre por las venas, jamás".

La 'guerra' de declaraciones fuera y dentro de tribunales entre los actores comenzó poco tiempo después del nacimiento de Matías, en enero de 2017 en un juicio mediático que comenzó por la manutención del pequeño y culminó en la pérdida de la patria potestad de Julián Gil.