Kailani es una experta en scooter y Mauricio Ochmann la presume en divertido video

facebook

twitter

whatsapp

Email

Aislinn Derbez también compartió un par de imágenes en las que posó junto a la nieta de Eugenio Derbez

Si algo ha disfrutado esta cuarentena Mauricio Ochmann es la convivencia con la menor de sus hijas, Kailani, quien en esta ocasión enterneció a los fans del actor al aparecer en en una serie de videos manejando a la perfección un scooter.

En los clips compartidos a través de sus historias de Instagram, el orgulloso papá también presumió los dotes artísticos de la pequeña, de dos años, quien dibujó en el piso un oso.

“¿Quién está ahí mi amor?”, se escucha decir al protagonista de cintas como ‘Hazlo como hombre’ ‘A la Mala’ y ‘Ya veremos’, mientras la hija de Aislinn Derbez responde, “Es el oso, tienen una música”.

Como ya es costumbre a las pocas horas de su publicación, los clips fueron replicados por varias cuentas de clubs de fans, en las que los internautas se deshicieron en halagos para la nieta de Eugenio Derbez y para la expareja de Aislinn, resaltando el gran papá que es.

“Hermosa le luce mucho los vestidos y su papá como siempre lindo”, “Una belleza igual al papi”, “Con vestido se ve preciosa”, “Hermosa”, “Mau siempre tan lindo”, “Su rostro de felicidad cuando está con Mau”, son algunos de los mensajes que se leen junto a los videos.

Por otra parte, Aislinn Derbez no se quedó atrás y compartió en su cuenta oficial de Instagram un par de imágenes en las que posó junto a la pequeña y que acompañó con un extenso mensaje en el
que habló de la importancia de no juzgar a los padres, tema que toca en su más reciente podcast.

“Todos hemos juzgado a nuestros padres en algún momento. Es normal criticar lo que no nos cuadra, sin embargo, la idea no es quedarnos atorados en el juicio sino rascarle tantito más”, escribió la actriz de ‘La casa de las flores’.

“Por ejemplo, yo juzgaba muchas actitudes que mi mamá tuvo cuando yo era niña y cuando tuve a mi hija me empezaron a caer una tonelada de veintes sobre lo que mi mamá realmente sintió. También, comencé a repetir eso que tanto rechazaba y juzgaba. Por ello, entendí que hay que resolver eso que tanto juzgamos y rechazamos o vamos a tender a repetirlo sin darnos cuenta”.