Mamá de Geraldine asegura que la actriz ha sufrido violencia desde su separación: ‘Malicia con dolo’

facebook

twitter

whatsapp

Email

Doña Rosalba Ortiz se pronunció también sobre el compromiso de Irina Baeva y Gabriel Soto

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Aunque Geraldine Bazán se ha limitado a presumir en redes sociales parte de las vacaciones que disfruta al lado del que se dice es su nueva pareja sentimental y no se ha pronunciado al reciente anunció del compromiso de Gabriel Soto e Irina Baeva, es su mamá quien nuevamente hizo fuertes declaraciones.

Doña Rosalba Ortiz aseguró, en entrevista con un programa de espectáculos, que su hija ha sido víctima de violencia tanto individual como colectiva tras su divorcio del padre de sus hijas, Elissa y Miranda, en 2018.

"Aquí se ha presentado mucho la violencia emocional, psicológica, tanto individual como colectiva. Se ha presentado la hostilidad, el sarcasmo, la mentira, la manipulación, la egolatría, la celopatía", expresó Ortiz.

La mamá de la estrella de televisión de 38 años de edad no dudó en lanzar indirectas a los futuros esposos al ser cuestionada por el compromiso de su ex yerno.

"Sobre todo, una malicia consciente, con dolo, con crueldad. Tal para cual, hay que ser congruentes y coherentes; las palabras convencen, pero los hechos arrastran. Quien no conoce la historia está condenado a repetirla", dijo.

Rosalba reconoció que las declaraciones que comparte sobre la expareja de su hija no siempre son bien recibidas y pidió comprensión "pero imagínense lo que pienso y lo que siento".

Sin embargo, no dejó pasar la ocasión para felicitar a la paraje por su próximo enlace matrimonial y deseó que formen una bonita familia.

"Yo siempre he dicho: Dios sabe dónde da y reparte, y a quién quita y pone. Así que muchas felicitaciones, que tengan muchos hijos o hijas, y que sean muy felices".

Por último, la madre de Geraldine Bazán aseguró que la actriz ya encontró su vacación al lado de sus hijas, Elissa y Miranda: ""Mi hija ya encontró su verdadera vocación, su verdadera felicidad, que son sus hijas. Son unas niñas sanas y felices".