Mariana Echeverría desea tener otro bebé, pero revela que ahora no puede

facebook

twitter

whatsapp

Email

La conductora también habló de cómo cambió su vida tras la maternidad

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Desde que Mariana Echeverría se convirtió en mamá de Lucca, no ha dejado de presumir esta nueva faceta en redes sociales; pero ahora impactó al revelar que aunque sí desea darle un hermanito a su hijo, por el momento no puede embarazarse.

En entrevista con el programa Hoy, la esposa del futbolista Óscar Jiménez detalló que sí desean agrandar la familia, pero que por indicaciones médicas y después de la cesárea que le practicaron con su primogénito tiene que esperar un año.

Nos vamos a esperar el año, pero sí queremos el hermanito, pero por la cesárea el doctor dice que te tienes que esperar el año para que todo se vuelva a la normalidad, yo creo que el 2022 es el bueno”, destacó en la emisión matutina.

Sus declaraciones quedaron confirmadas en su cuenta oficial de Instagram, donde Mariana Echeverría señaló que le gustaría que su segundo embarazo también fuera de un niño.

“Sí estamos planeando tener otro bebé, pero yo quiero niño, me gustaría tener dos niños, pero si es niña está cool, pero sí me gustaría más dos niños”, expresó la presentadora, quien también destapó que aunque la maternidad no ha sido complicada, sí es una experiencia muy diferente.

“Pesado no, un poco diferente a lo que yo estaba acostumbrada porque tengo que dividir mi tiempo entre este niño, mi esposo, mi trabajo y darme tiempo para mí, pero ha sido muy padre el proceso, pero a veces sí es hay días pesado”, sentenció.

Mariana Echeverría también habló sobre cómo ha recuperado su peso, afirmando que en tan solo tres meses ya logró adelgazar 10 kilos, pero todavía le faltan bajar siete kilos.

“Es traje completo porque tengo la operación de la apendicitis, tengo todavía tres cicatrices aquí, más la cesárea, es todavía traje completo, pero ahí la llevo. Ya bajé 10 kilos, pero me quedan todavía unos 6 o 7 kilos. Es un proceso lento y uno tiene que amar el proceso, tanto como amas al bebé, pero ahí va”, comentó.