Por primera vez, Marimar Vega confiesa que sufrió un aborto durante su matrimonio: ‘Perdí un bebé’

facebook

twitter

whatsapp

Email

La hermana de Zuria Vega indicó que aunque congeló sus óvulos, no sabe si quiere tener hijos

Hace algunos meses, Zuria Vega relató que antes de convertirse en mamá de su hija Lúa, perdió un bebé; ahora, su hermana Marimar Vega impactó al revelar por primera vez que ella pasó por la misma situación y que durante su matrimonio con Luis Ernesto Franco sufrió un aborto natural.

Durante una plática en su cuenta oficial de Instagram con Rossana Nájera, la actriz detalló que aunque nunca sintió plenamente tener un instinto maternal cuando estuvo casada con el galán de cine y televisión quedó embarazada, pero perdió el bebé.

“Cuando me casé lo contemplé (ser madre), lo intenté, después perdí un bebé. Esa es otra cosa, que todo el mundo pierde bebés, no se atreve a hablar de eso, después me divorcié y decidí que no quería tener hijos”, detalló.

Tras la lamentable experiencia y luego de su divorcio en 2018, Marimar Vega indicó que pensó que ya no quería convertirse en madre; sin embargo, encontró una vez más el amor al lado de Horacio Pancheri y detalla que de nueva cuenta siente la ilusión de formar una familia.

Y es que la actriz afirmó que ella solo se convertiría en madre si tiene una pareja, ya que no le gustaría ser mamá soltera.

Empiezas a tener otra relación, a tener la ilusión de formar una familia y yo siempre he dicho que no quiero ser mamá, digo, si me toca será, pero como por decisión mamá soltera, si en algún momento yo decido ser mamá, se me antoja el plan familiar, yo crecí en una familia, soy muy familiar, me encantan las familias, por lo cual, si tuviera hijos sería así”, precisó.

Aunque la hija de Gonzalo Vega reiteró que todavía no está convencida completamente de ser madre, sí acepta que hace poco más de un año decidió congelar sus óvulos en caso de que tome la decisión de hacerlo.

“No me acuerdo, nunca, haber estado clarísima en querer ser mamá. De hecho al día de hoy, no sé qué quiero. Ya sé que tengo 36 años, no es como que tengo 20 y tengo que seguir dudando (…) Hace un año, exactamente cuando nació mi sobrino, Zuria me invita a su parto; justo antes de que me invitara yo ya había tomado la decisión de congelar mis óvulos y son de esas decisiones muy Marimar que la hice a la loca, como de ‘¡Ah sí, los voy a congelar!’, como si fuera algo sencillo y el proceso fue durísimo, a mí me pegó muchísimo”, comentó.