Meghan Markle y el príncipe Harry celebran el bautizo de su hijo en el castillo de Windsor

facebook

twitter

whatsapp

Email

La ceremonia se realizó de forma íntima en la que estuvo presente la Familia Real.

Archie Harrison Mountbatten-Windsor, hijo de los duques de Sussex, Meghan Markle y el príncipe Harry , fue bautizado esta mañana en la capilla del Castillo de Windsor, donde familiares y amigos se dieron cita en un festejo íntimo.

La ceremonia fue realizada por el Arzobispo de Canterbury, Justin Welby, quien se encargó de oficiar el sacramento al pequeño de dos meses de nacido.

A través de las cuentas oficiales de la Familia Real se dieron a conocer las primeras imágenes de la ceremonia en la que asistió parte de la realeza.

Archie fue bautizado con la réplica hecha a mano del vestido de bautizo real que han usado los infantes de la familia durante los últimos 11 años.

La Reina Victoria en 1841 encargó la túnica de bautizo real original, hecha de un fino cordón de Honiton forrado con satén blanco, y la llevó por primera ocasión su hija mayor.

Este vestuario se usó durante generaciones de bautizos reales, incluidos el de la Reina Isabel II, sus hijos: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo; sus nietos: Harry, Guillermo, Zara, Eugenia, Beatriz, Luisa, Jacobo y Peter hasta 2004.

Cuando Isabel encargó esta réplica hecha a mano, para preservar el frágil atuendo histórico y para que la tradición continúe.