Michelle Salas anuncia cuarentena tras visitar España, México y Miami: “No puedo regresar a casa”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La modelo contó lo que vivió tras viajar de España a México, país que decidió abandonar para no poner en riesgo la salud de Silvia Pinal

Michelle Salas utilizó sus redes sociales para narrar la odisea que vivió al viajar de España a la Ciudad de México y de ahí a Nueva York durante la emergencia mundial que se vive a consecuencia del coronavirus también conocido como COVID-19

Fue a través de sus historias de Instagram que la hija de Luis Miguel y Stephanie Salas explicó lo complicado que fue llegar a su departamento en Nueva York, cuando en primera instancia quería estar cerca de su familia, principalmente de Sylvia Pasquel, Silvia Pinal y de su mamá.

“Lo primero que pasa por tu mente en una situación así es tu familia y yo estaba lejos, muy lejos. El vuelo de 12 horas en estos momentos fue verdaderamente aterrador, pero más aterradora era la incertidumbre de no saber lo qué podía pasar y yo estar lejos de los que más quiero”, narró.

Tras descender del avión que la trajo a México, la modelo se instaló en un hotel, tomando todas las precauciones posibles, pues lo que menos quería era afectar la salud de la gente, pero sobre todo de su bisabuela. Sin embargo, después de meditarlo un poco, tomó la decisión de volar a Estados Unidos, país en el que ahora se encuentra en cuarentena.

“Directamente me fui a un hotel donde me quedé algunos días esperando ver qué sucedía (…) Ahora estoy en Nueva York y por obvias razones no he podido ir a mi casa (…) Alrededor de hace tres días llegué a Miami, no sabemos qué va a pasar (…) y bueno, el lugar más seguro por ahora es Miami, donde ya llevo en cuarentena dos días oficialmente porque he estado brincando y huyendo del caos”.

Finalmente, Michelle Salas pidió a sus 1.2 millones de seguidores que se quedaran en casa en medida de lo posible, pues el mundo es un caos.

“Quédense en su casa (…) En serio, se los digo yo que estuve en la incertidumbre de estar de un lugar a otro, mi familia estaba lejos y ahorita no puedo regresar a mi casa, si tienen la oportunidad de estar en casa, tomen las medidas posibles y tengan paciencia”, precisó.

Previo a estas declaraciones, la modelo denunció en redes sociales, a finales de febrero y principios de marzo, que mientras estuvo en París y Madrid no encontró ninguna medida extrema para evitar la propagación del COVID-19 hasta que la crisis comenzó, luego de que la Organización Mundial de la Salud declarara el virus como pandemia.

“En menos de 48 horas esto cambió radicalmente y empeoró. El miedo se empezó a sentir y el pánico a inundar las calles”, dijo también en sus historias de Instagram.