Mientras Aislinn Derbez presume cuerpazo, Kailani le roba toda la atención con su look de princesa

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz presumió abdomen plano en redes, lo que desató cientos de reacciones entre sus seguidores

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Aislinn Derbez no deja de sorprender a sus seguidores y es que a unos días de que se viralizara por compartir escena junto a Ryan Reynolds, ahora impactó al presumir cuerpazo, pero con lo que no contaba esta vez es que su hija Kailani terminaría robándole toda la atención.

Fue a través de sus historias de Instagram que la actriz compartió un par de fotografías que la mostraban con su look deportivo, lo cual de inmediato llamó la atención por su escultural figura y por su abdomen plano. Sin embargo, ambas imágenes fueron opacadas por la belleza de su hija, quien robó toda la atención con su atuendo de princesa.

“¿Les gusta mi outfit?”, preguntó. “En algún momento intento hacer ejercicio… si esta personita me deja”, agregó junto a un emoji riendo.

Y es que de acuerdo con la actriz, mientras ella intentaba tomarse una foto con su look deportivo y a la vez, comenzar su rutina de ejercicio, la hija de Mauricio Ochmann comenzó a probarse vestidos de princesas, apostando primero por un look de Rapunzel y luego uno de Bella.

“Vamos por el segundo vestido”, mención la protagonista de ‘A la mala’.

Las fotografías de Aislinn Derbez de inmediato tomó relevancia en redes sociales y búsquedas de Internet. Incluso, hasta fueron replicadas en varias cuentas de club de fans de la actriz, donde sus millones de seguidores cayeron rendidos con la ternura de la pequeña.

“Preciosa”, “Muero de amor”, “Es una belleza tu hija”, “Ay, no puedo con tanta ternura”, “Kai es un amor”, “Disfruta”, “Estás preciosa Ais”, “Qué cuerpazo” y “Las dos están preciosas”, fueron algunas de las reacciones.

Horas después de estas publicaciones, fue Alessandra Rosaldo quien reveló que el vestido que había elegido finalmente Kailani fue el de Rapunzel mientras que Aitana, la eterna compañera de juegos de la pequeña, se había convertido en una encantadora Cenicienta.