Ver video

Tras dar positivo a coronavirus, Patricio Borghetti comparte cómo están sus hijos

facebook

twitter

whatsapp

Email

Patricio y Odalys Ramírez deben pasar su cuarenta por separado y sin estar en contacto con los niños

Después de que Odalys Ramírez confirmó en Instagram que había dado positivo a la prueba de coronavirus, también conocido como COVID-19, su prometido, Patricio Borghetti, también se contagió del virus, por lo que están tomando las medidas necesarias para cuidar su salud y la de sus hijos.

El conductor compartió en su perfil de la misma red social una captura de su prueba, para aquellos que pensaban que estaba mintiendo para llamar la atención.

“No me siento culpable por haberme enfermado. Ni culpo a quien me haya contagiado, sea en Madrid o en donde fuere. Es irrelevante para mí ahora quién contagió a quién. Lo importante es salir adelante juntos y tratar de evitar que más gente se contagie. (...) Sí seguí yendo a trabajar fue porque no he tenido, ni tengo aún, ni un solo síntoma de los que se manejan, ni nada”, expresó.

Tras revelar que no ha sentido síntomas, mientras que Odalys tiene un poco de tos y siente que le falta aire, los presentadores están siguiendo las medidas necesarias para cuidar la salud de Santino, Gia y Rocco.

“Nuestros hijos están bien, ninguno tienen síntomas y están aislados. Por suerte una persona nos ayuda a cuidarlos porque no podemos estar en contacto con ellos”, compartió.

A pesar de que ambos son portadores del virus, no pueden estar juntos, por ello están en habitaciones diferentes. “Cada uno está aislado y eso es lo más difícil empezando esta cuarentena, pero vamos a salir de esto sin miedo, pero tomando todas las precauciones para que no salga de aquí; hemos hecho todo lo que debíamos hacer y seguiremos respetando las indicaciones de las autoridades de salud”, contó.

En la mañana del 20 de marzo, Patricio compartió en un clip en el que aprecia a sus hijos desde una ventana, quienes se están divirtiendo un momento en el patio. “En buenas noticias, los chicos están bien. Aunque sea a través de un vidrio, me alegra el alma poder verlos bien. ¡Le pido a Dios que los proteja cada minuto!”, concluyó.