¿Por qué no querían que el príncipe Felipe de Edimburgo fuera el esposo de la reina Isabel II?

facebook

twitter

whatsapp

Email

A continuación, te contamos cómo surgió esta historia de amor que duró casi 75 años

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Tras la muerte de Felipe de Edimbugo, príncipe consorte de la reina Isabel II, este viernes 9 de abril, ha resurgido la historia de amor entre ellos, la cual al principio no fue bien recibida por el pueblo Inglés.

Felipe, quien en ese entonces era Príncipe de Grecia y Dinamarca, e Isabel se conocieron en 1939 cuando este tenía 18 años y la actual monarca, tan solo 13 años de edad.

Algunos medios señalan que Isabel se enamoró de él a primera vista. Desde entonces, la futura pareja, que, además eran primos segundos, comenzaría un amor por correspondencia que duraría algunos años.

Finalmente, el 20 de noviembre de 1947, la pareja contrajo nupcias en la Abadía de Westminster, ubicada en Londres, Inglaterra en una ceremonia a la que asistieron dos mil invitados.

Incluso, para que este matrimonio ocurriera, Felipe tuvo que renunciar a los títulos nobiliarios de Gregia y Dinamarca, así como despedirse de la religión griega ortodoxa y convertirse a la religión anglicana que practicaba su esposa.

Sin embargo, algunos consejeros del Rey Jorge VI, padre de Isabel, no lo querían como esposo de la futura reina, así como la opinión pública.

Marion Crawford, institutriz de Isabel en la infancia, escribió en sus memorias: "Algunos de los consejeros del rey no lo creían suficientemente bueno para ella. Era un príncipe sin hogar ni reino".

Asimismo, el hecho de que Felipe fuera extranjero, pues nació en Grecia, no tuviera un capital financiero y algunas de sus hermanas estuvieran casadas con integrantes de la realeza alemana, cercanos a los nazis, no ayudaron tampoco.

Recordemos que tan solo dos años antes de su boda, en 1945, la Segunda Guerra Mundial llegó a su final, en una acalorada batalla por parte de distintos aliados, entre ellos Inglaterra, para derrocar a Adolfo Hitler y el sistema de Nazismo que impulsó.

No obstante, la pareja se mantuvo unida en matrimonio a lo largo de 74 años, en los que procrearon cuatro hijos: Carlos, heredero al trono, Ana, Andrés y Eduardo.

Finalmente, luego de presentar una afección cardiáca en los últimos meses, la Casa Real Británica confirmó, en un comunicado firmado por la Reina Isabel II, el deceso de Felipe de Edimburgo a los 99 años de edad.