Romi Marcos, hija de Niurka, presume cuerpazo en atrevida foto tras bajar más de 18 kilos

Las fotografías de la joven actriz registraron miles de ‘me gusta’ en cuestión de horas, así como cientos de piropos
Por: Elizabeth González
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Romi Marcos, hija de Niurka, no deja de sorprender a sus miles de seguidores, y es que luego de compartir su transformación física, con la que reveló que había bajado más de 18 kilos, ahora impactó al presumir cuerpazo en atrevida fotografía.

Fue a través de su cuenta oficial de Instagram que la joven actriz compartió una serie de imágenes en las que dejó al descubierto, una vez más, los resultados de su constancia y régimen de alimentación.

Las fotografías, en la que únicamente colocó el emoji de una nube, así como un destello de estrellas, de inmediato tomaron relevancia en las redes sociales, donde sus seguidores se deshicieron en halagos ante su belleza. Asimismo, aplaudieron la dedicación de la hija de la famosa vedette, quien desde hace unos meses acapara la atención por la seguridad con la que presume su nueva figura.

“Wow”, “Te amo”, “Diosa”, “Estás bien bonita”, “Me encantas”, “Eres fuente de inspiración”, “Brutal”, “Guapa como siempre”, “Me encanta tu look”, y “Estás bellísima”, fueron algunos de los mensajes que destacaron en su publicación, que hasta ahora registra poco más de 35 mil ‘me gusta’ en Instagram.

Esta no es la primera vez que la actriz de ‘Como dice el dicho’ impacta con sus atrevidas fotografías, pues hace apenas unos días robó miradas por aparecer en traje de baño, mientras que meses antes sorprendió al revelar que deseaba quitarse los implantes de seno.

“Ustedes ya saben que yo tengo las bubis operadas y realmente no les puedo decir cuánto me bajaron porque hay un implante. Sí, ya no están tan grandes como antes, pero yo la verdad me las quiero quitar y aunque me quede con un limoncito, siento que voy a ser más feliz”, destapó en agosto de 2020.

placeholder
Romina Marcos revela que siente una "presión gigante" por seguir siendo delgada