Sergio Mayer dice que no desamparará al hijo de 8 años de Xavier Ortiz: “él hubiera hecho lo mismo”

facebook

twitter

whatsapp

Email

El político mexicano prometió estar pendiente en todo momento de Xavi, de 8 años de edad

Sergio Mayer fue uno de los primeros en confirmar, la tarde del lunes, la muerte de su amigo Xavier Ortiz a quien le sobrevive un hijo de 8 años de edad, de quien, el político mexicano permanecerá pendiente.

Así lo dio a conocer, el exGaribaldi en entrevista con Sale el Sol, donde recordó la promesa póstuma que le hizo a quien consideraba un hermano, pues, destacó, Xavier Ortiz hubiera hecho lo mismo por él.

“Lo dije ayer, cuando estaba rezando y platicando con él que iba yo a estar al pendiente (de su hijo) porque yo sé que él hubiera hecho lo mismo. No tienes una idea cómo amaba a mi hijo. Él vivía en Los Ángeles con Paty y yo en Miami y él viajaba a ver a Sergito y eso nunca se me va a olvidar. Mi compromiso es estar pendiente de Xavi, es parte del legado que él deja, y así será", prometió.

Visiblemente afectado, el también actor aseguró que su compañero en Garibaldi llevaba varios años preocupado por su situación económica y aclaró que tenía meses sin convivir con su hijo, Xavi, por la pandemia y no porque se lo hayan prohibido.

"Él lo dijo en una entrevista que no veía a su hijo por el tema del Covid-19 no porque le hayan negado y ya llevaba más de dos años que se había separado de la mamá de su hijo", destacó.

Mayer habló de la cercanía que siempre tuvo con Xavier, con quien forjó un entrañable lazo de amistad desde 1985 y de quien siempre estuvo pendiente, incluso, reveló que se enteró de su lamentable partida porque colaboraban juntos en la distribución de cubrebocas y gel antibacterial.

"Xavier es mi hermano, hay hermanos de sangre y hay hermanos que se escogen para toda la vida, va a seguir siendo mi hermano y lo voy a recordar con todo mi corazón porque siempre fue muy creativo, divertido emotivo esa es la imagen que quiero recordar".

Sin embargo, Sergio Mayer compartió el sentimiento de culpa que lo invade pues piensa en lo que puedo hacer para evitar la muerte de ‘El conejo’, como llamaban a Xavier Ortiz de cariño.

"No me imagino lo que él ha de haber pasado en ese último momento, lo que ha de haber pasado por su mente. Ya es lo de menos, ojalá dejemos el morbo de lado por qué o cómo se dieron las cosas y que pensemos en él como el gran ser humano que era”.