Thalía hace fuerte confesión sobre la muerte de su papá: “Sentí que mi beso lo había matado”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante dio detalles de cómo comenzó el Trastorno Obsesivo Compulsivo que padece desde niña

En los pocos más de 40 años que Thalía lleva de trayectoria aún hay pasajes de su vida fuera de los escenarios que quedan por descubrir, como el que destapó recientemente en la serie Watch, Latin Music Queens sobre la muerte de su papá y su experiencia con el Trastorno Obsesivo Compulsivo.

A través del reality, transmitido en Facebook y en el que habla de su trayectoria y vida personal junto a las cantante Farina y Sofía Reyes, la protagonista de ‘María Mercedes’, ‘Marimar’ y ‘María la del Barrio’ reveló que el trastorno se le detonó cuando era niña luego del impacto que le causó la partida de su padre.

“Estaba enfermo, cada vez más enfermo. La última vez que lo vi estaba en su cuarto conectado a muchas máquinas y mi madre me dijo que me despidiera, pero yo no lo sabía”, recordó la estrella internacional de 49 años.

La intérprete de ‘No me enseñaste' detalló que su mamá le pidió que le diera un beso a su padre, don Ernesto Sodi Pallares, y que cuando lo hizo las máquinas enloquecieron: “Se murió, yo sentí que mi amor, mi beso lo había matado. Eso es demasiado para una niña de seis años”, lamentó.

Desde entonces, dijo, lidia con el padecimiento que le provoca una incontrolable obsesión por mantener todo bajo absoluta limpieza, la cual ha manifestado en varias ocasiones en el reality, en el que una de sus mayores exigencias ha sido que todo objeto con el que tenga que trabajar sea estrictamente desinfectado.

Además, en sus redes sociales hizo alusión al trastorno a través de un posteo en el que habló sobre las medidas de higiene que se debían seguir luego de que se dio a conocer el brote de coronavirus.

“La mayor parte de mi vida he vivido controlando el #trastornoobsesivocompulsivo que desde joven fui desarrollando. Han sido años de control mental y analizar detonadores emocionales para controlar esta compilación. Lavarme las manos constantemente, abrir y cerrar las llaves del agua, tocar las manijas de las puerta con un papel y un sin fin de rituales de limpieza, han sido una constante para mi. Tranquilos, la obsesión causa angustia y estresa", escribió el pasado 17 de marzo.