Ver video

Zuria Vega habla de cómo ha tomado Lúa la llegada de su hermano

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

La actriz compartió algunos tips que pone en práctica para que su hija no se sienta desplazada con la llegada del nuevo bebé

El pasado 20 de mayo nació Luka, el segundo hijo de Zuria Vega y Alberto Guerra, por lo que la actriz decidió abrir su canal de Youtube en el que comparte su experiencia como madre, hablando este martes de cómo ha sido el proceso de adaptarse a tener dos retoños en casa.

La intérprete, de 30 años, compartió que muchos de sus seguidores le han preguntado cómo tomó Lúa, su primogénita, la llegada de Luka.

“La verdad es que bastante (bien) dentro de lo normal, yo creo. A mí era algo que me preocupaba, sobre todo porque me daba culpa que se sintiera desplazada o yo no hacerlo bien. Creo que se necesita mucha paciencia porque una de las cosas que ha estado haciendo Lúa es llevar al límite las cosas, si antes se le decía una vez, ahora hay que hacerlo cinco”, agregó.

A pesar de su comportamiento, la pequeña está muy contenta con su hermano y Zuria ha intentado integrarla en todas las actividades relacionadas con el bebé, cosa que la hace muy feliz. “Los baño a la misma hora, ella ha pedido que la bañemos con el agua del bebé, que dicen que eso es muy bueno, así que lo hemos estado haciendo”, expresó.

Uno de los momentos más complicados dentro de su dinámica familiar fue cuando Lúa vio a su madre darle de comer a Luka por primera vez. “Le entra esa tristeza, como chipiles, de ‘mi mamá es mía’. Se me queda viendo y se me quiere subir encima cuando le estoy dando de comer. Me pidió dos veces que le diera y le dije que sí”, declaró la actriz mientras amantaba a su hijo menor.

Mira las primeras imágenes del bebé de Zuria Vega en la siguiente galería.

La pequeña atravesó por una etapa en la que era muy celosa con sus cosas, ya que se está acostumbrando a compartir a sus padres y los elementos que tiene en su casa, además de que ha recibido la ayuda de su esposo cuando comienza a perder la paciencia.

“Ya lo que le molestaba antes (a Lúa) , o la ponía triste, ya no tanto. No está grosera, está como que quiere apapacho, es válido y completamente normal, creo que a todos nos pasa; además es el mejor regalo que les podemos dar, un hermanito o hermanita. La clave es integrarla absolutamente en todo, creo que ahí está el éxito de que ella lo tome normal”, indicó.

Durante la charla, Zuria aconseja tener mucha paciencia y escuchar a los niños, además de no modificar tanto su rutina. “Ahí vamos, poco a poco, adaptándonos a nuestra familia de cuatro”, añadió.