¿Cómo afectan las emociones al cuerpo?

iStock

¿Sabes distinguir el hambre de la ansiedad?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Sigue estos consejos y evita comer por ansiedad

¿Cuántas veces has salido corriendo por una bolsa de papas o un chocolate cuando tienes mucho trabajo? De acuerdo con Isabel Larraburu, psicoterapeuta y miembro de la Sociedad Catalana de Medicina Psicosomática, existe una línea muy delgada entre el hambre real y la emocional, razón por la que te diremos cómo distinguirla y evitar la ansiedad .

  • Falta de concentración y mal humor

La glucosa es el motor que hace que el cerebro funcione correctamente, por lo que cuando no comemos bien, la ausencia de este nutriente genera irritabilidad, mal humor y problemas de concentración.


  • Cansancio y sueño

Una alimentación saludable hará que te mantengas con energía todo el día. Cuando el organismo toma las reservas de comida que almacena el cuerpo, se genera cansancio y sueño.

  • Ruidos en el estómago

¿Sientes que llevas un monstruo dentro?, entonces esa es una señal más del hambre real. Evita que tu cuerpo pase demasiadas horas sin comer.

  • Antojos repentinos

Cuando tu cuerpo está bajo mucho estrés, el cerebro te exige azúcar y grasas, razón por la que aparecen esos antojos repentinos, que lo único que hacen es que termines comiendo cosas chatarras.


  • Culpabilidad

Comer de más suele generar un sentimiento de culpabilidad, pues tu inconsciente sabe que no lo haces por necesidad, sino por acumulación de estrés.

  • Calorías

Sentir antojo de cosas dulces o saldas es una clara señal de hambre por ansiedad.

¡Anímate a cuidar tu salud!

Fuente de referencia: Mejor con salud y Glamour.