Estas recomendaciones te evitarán infecciones en los ojos

iStock

Seis cosas que no debes hacer si usas lentes de contacto

facebook

twitter

whatsapp

Email

Dormir, nadar y utilizarlos las 24 horas del día son algunas de las cosas que no debes hacer

Usar lentes de contacto puede ser una de las mejores opciones cuando no logras acostumbrarte al armazón, cuando este te lastima o simplemente por cuestión de estética. Sin embargo, hay cosas con las que debes tener precaución para no poner en riesgo la salud de tus ojos.

1. Bañarte o nadar
Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades y la Administración de Alimentos y Medicamentos recomiendan quitar los lentes al momento de entrar en contacto con el agua, es decir, a la hora de nadar o bañarse.

2. Utilizarlos 24 horas
Aunque utilizar los lentes de contacto resulta bastante cómodo en todas las actividades, los expertos sugieren evitar usarlos las 24 horas del día. En casos muy extremos, el uso prolongado podría perforar o dañar la retina. ¡Deja descansar tus ojos!

3. Dormir con ellos
Un estudio realizado por Brien Holden Vision Institute, en Australia, encontró que al dormir con lentes de contacto disminuye el suministro de oxígeno, lo que ocasiona problemas de inflamación ocular. Además, dependiendo de tu sequedad o lubricación, los lentes podrían “resbalar”, moverse o arrugarse, haciendo que se “pierdan” en tu ojo. Aunque esto no es grave, te costará mucho trabajo quitarlos.

4. Agua de la llave
Por recomendación de los expertos, los lentes de contacto nunca deben enjuagarse con agua de la llave, pues esta contiene microorganismos que pueden contaminar tus ojos.

Por ello es importante limpiarlos con un líquido especial y guardarlos en un estuche, en el cual deberás dejarlos todas las noches o cuando no los estés utilizando.

5. Higiene
Lavar las manos antes y después de ponerlos o quitarlos es de suma importancia, pues esto evita que contraigas alguna infección ocular como conjuntivitis.

6. Tallarte los ojos
Además de infecciones oculares o hasta deformar tu córnea, también podrías provocar que el lente se arrugue o rompa.

Recuerda que ante cualquier síntoma como: enrojecimiento, vista borrosa, comezón o aparición de algún cuerpo extraño como perrilla u orzuelo, será importante que visites a un oftalmólogo. ¡Cuida tus ojos!