Ver video

Se reporta un aumento de violencia contra las mujeres durante la cuarentena por coronavirus

facebook

twitter

whatsapp

Email

Quedarse en casa ha hecho evidentes las desventajas de quienes sufren violencia; las llamadas de auxilio aumentaron 60%

En febrero de este año, las fotos de un cuerpo desollado en la primera plana de un periódico con un titular burlón, prendió todas las alarmas respecto a la crisis de feminicidios por la que México atraviesa desde hace años.

La brutalidad del asesinato de Ingrid Escamilla no sólo puso en evidencia a un sistema de justicia machista, corrupto, cínico y perverso, sino que nos remarcó el peor de los escenarios para las mujeres en el país: la violencia en casa. Porque a Ingrid la golpeó, mató y desolló su marido dentro de su casa.

Sobre la violencia en el país hay un hecho innegable: ni la pandemia por coronavirus ha podido pararla, al contrario, este estado de excepción ha hecho más evidentes y profundas la desventajas de las mujeres víctimas de violencia doméstica.

Porque sí, hoy las noticias se centran en la pandemia de COVID-19 , pero los asesinatos de mujeres no han desaparecido. Y lo terrible es que esta alza de violencia en casa se vio venir desde los primeros días de marzo, cuando las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública revelaron que durante enero y febrero hubo 632 asesinatos de mujeres, 53 más que en el mismo periodo del año pasado.

Y es que a pesar de lo que afirman las autoridades, no todas las mexicanas encuentran en casa el apoyo y cuidado de “esa gran institución llamada familia”. Ahí están los números: según el INEGI , hay 20.4 millones de mujeres que ha enfrentado agresiones del esposo o pareja actual a lo largo de su relación y 12.2 millones que sufre violencia severa.

Datos sobre lo mal que están las mujeres en México no faltan. Pero los que más impactan en estos momentos son los resultados negativos de la impartición de justicia, que en tiempos de coronavirus ha significado que el 84.4% de los poderes judiciales del país suspendieran labores, es decir: ha parado el funcionamiento de los recursos legales para prevenir y parar la violencia contra las mujeres.

Eso significa que ahora no sólo aumentó el riesgo de ser víctima de violencia, sino la vulnerabilidad de no recibir protección y justicia. En números, según un informe de Equis Justicia , sólo en 7 de 32 Poderes Judiciales de todo el país se contempla que sigan funcionando las órdenes de protección a las mujeres víctimas de violencia, y en 15 se han suspendido de manera absoluta todas las actividades, dejando desamparadas a mujeres y menores que no cuentan con espacios seguros para alejarse de sus agresores.

Hoy los centros para mujeres trabajan a su máxima capacidad, y ante la crisis por coronavirus están rebasados, lo peor es que luchan con pocas herramientas pues no hay presupuesto —ni estatal ni local— que garantice que puedan seguir dando servicio durante los próximos meses.

Ante la epidemia de violencia y la falta de apoyo institucional, organizaciones no gubernamentales siguen trabajando para proteger a las víctimas, un ejemplo es la Red Nacional de Refugios , que reporta que las llamadas de auxilio aumentaron 60% y las peticiones de asilo un 30%.

Y es la misma RNR la que, además de hacer un llamado para prevenir, controlar y minimizar los riesgos de ser violentada, lanzó dos campañas sociales para ayudar a quien lo necesite en esta época de coronavirus . Ambas campañas se pueden buscar en redes sociales con los hashtags #NoestásSola y #AislamientoSinViolencia , además tienen dos números para atender emergencias 56749695 para la CDMX y área metropolitana, y el 8008224460 para el resto de la República.

#TelevisaTeAcompaña