Ver video

Aislinn Derbez relata cómo acabó en el hospital por un embarazo psicológico

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz reveló que cuando sucedió eso se encontraba en Colombia grabando una serie

Hace unos días, Aislinn Derbez reveló que aunque sí desea ser madre por segunda ocasión, es un plan a futuro, ya que por el momento está concentrada en su carrera y en su hija Kailani. Tras esas declaraciones, la actriz sorprendió al revelar que hace un par de años acabó en el hospital por sufrir un embarazo psicológico.

Las fuertes declaraciones las dio en el podcast del standupero Alex Fernández, donde narró que hace seis años su cuerpo somatizó las emociones del personaje que interpretaba en ese entonces en la serie ‘La Promesa’, que grabó en Colombia y en la que daba vida a una mujer embarazada.

“Sí acabe en el hospital una vez y fue de ‘creo que me estoy excediendo’ de estrés, o sea grave. Estaba haciendo una serie colombiana en la que muero al final embarazada dando a luz (…) Ese día, después de mi escena de que morí en el parto, llego a mi casa y me empiezo a morir, o sea me empiezo a sentir que me estoy muriendo (…) Entonces, me llevan al hospital de Colombia, llego al hospital, me toman unas pruebas de sangre y me dicen: ‘señorita, es que está usted embarazada’. Yo tenía 25 o 24 años”, señaló.

Aunque todo parecía indicar que los médicos ya tenían un diagnóstico, Aislinn Derbez destaca que ella no creía esa teoría porque no tenía pareja e incluso dijo que en ese momento pensó que era del espíritu santo.

“Yo decía, ‘esto es broma’, me sentía que estaba en ‘Truman Show’, porque acabo de salir de mi escena en la que estoy dando a luz embarazada y muero, y luego estoy aquí en el hospital porque me estoy muriendo de dolor y luego me dicen que estoy embarazada. Me vuelven a sacar un examen de sangre y me vuelven a decir que estoy embarazada, como embarazo psicológico”, relató.

Ante el panorama y al ver que su estado de salud no mejoraba, Aislinn Derbez confiesa que pese a que los médicos no le recomendaban viajar, ella decidió dejar el país y voló a México, donde descubrieron que todo se debía a que tenía exceso de estrés.

“Yo de verdad estaba mal, vomitando, no me podía ni mover, me tenían que llevar en silla de ruedas al aeropuerto (…) Entonces que llego a México, me voy directo a al hospital, me vuelven a hacer estudios y me dicen: ‘no tienes nada, no estás embarazada, no sale nada en el ultrasonido’. Se me queda viendo el doctor y me dice, ‘mira, te sacaron dos exámenes de sangre ayer y decían que estabas embarazada, los de hoy dicen que no estás; no sé qué decirte, es médicamente inexplicable, así que sólo te recomendaría que te tranquilices, te vayas a tu casa y relájate. Ahí me di cuenta que hay que llevársela más leve”, sentenció.