Aislinn Derbez recuerda su etapa como madrastra: "Mauricio me decía que tenía que madurar”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz destacó que se desde que conoció a Lorenza Ochmann nunca la vio como un obstáculo o una amenaza

En los últimos meses, la vida de Aislinn Derbez se ha convertido en un libro abierto en el que ha hablado sin tapujos de su separación con Mauricio Ochmann, de las dificultades a las que se enfrentó en el postparto y los cambios en su cuerpo, ahora, la primogénita de Eugenio Derbez reveló cómo fue su relación con la hija de su expareja.

A través de un video compartido en el canal oficial de Alessandra Rosaldo en YouTube, la protagonista de ‘A la mala’ contó que durante los casi seis años que fungió como madrastra, su relación con Lorenza fue tan buena que hasta Mauricio se molestaba, al grado de decirle que parecía que tenía dos hijas y que tenía que madurar.

"Yo me dediqué a ser su amiga a todo lo que da, al grado de que Mau se enojaba porque decía 'parece que tengo dos hijas, en lugar de una esposa y una hija' porque yo me divertía cañón con Lorenza, nos poniamos a jugar como locas, brincaba, jugaba, tiraba todo con ella y Mauricio se enojaba, (decía) ‘es que parecen niñas las dos, tienes que madurar’, siempre me decía que tenía que madurar", recordó la actriz, de 33 años de edad.

"Yo decía 'que su papá se enoje lo que quiera, pero yo me estoy divirtiendo mucho con ella' y sí hay una parte en la que yo tenía muchas ganas de jugar y hacer muchas cosas que nadie hizo por mí cuando yo tenía su edad".

Resaltó que la experiencia que tuvo durante su infancia, en repetidas ocasiones, como hijastra la hizo entender desde un inicio cuál era el sentir de Lorenza por lo que no le costó trabajo hacer clic con ella desde que la conoció.

"Desde que yo conocí a Lorenza, en ese tiempo que fui su madrastra, que fueron casi 6 años, me acuerdo que sabía perfecto cómo era estar en el lugar de ella y cómo se sentía, que para mí fue demasiado natural llevarme muy bien con ella y sabía perfecto cómo hacerla sentir bien y cómo hacerla sentir tranquila en ese aspecto, darle su lugar”, explicó durante la charla con la vocalista de ‘Sentidos Opuestos’.

Reconoció que desde que supo de su existencia, jamás vio a la joven como un obstáculo en su relación con Mauricio Ochmann y que siempre intentó tratarla como a ella le hubiera gustado que las parejas de Eugenio Derbez la trataran.

“Yo nunca la vi como un obstáculo, ni tampoco como una amenaza, ni como una competencia. Cuando Mau me dijo 'tengo una hija adolescente' fue como 'qué emoción' porque va a ser como verme a mí misma en esa etapa y yo poder tratar a esa niña como me hubiera gustado que me trataran a esa edad porque tuve unas madrastras que, no voy a decir nombres, me trataron bastante mal por más que yo era súper buena onda con ellas".