Alejandra Guzmán recuerda su batalla contra el cáncer de mama y la impresión de verse mutilada

facebook

twitter

whatsapp

Email

‘La reina del rock’ también habló del distanciamiento con Frida Sofía y si está dispuesta a arreglar las cosas con su hija

Este 30 de octubre, Alejandra Guzmán participará en un concierto con el que se busca recaudar fondos para una fundación que ayuda a combatir el cáncer de mamá, padecimiento que en 2007 afectó a la cantante, quien recordó la impresión que sintió al ver su seno mutilado.

La intérprete de ‘Yo te esperaba’ contó en entrevista con Despierta América que lloró de la impresión al verse por primera vez al espejo luego de que le extirparon el pezón derecho tras detectarle cáncer.

"La feminidad está en tu pecho. Yo me vi al espejo y me solté a llorar y me impresioné y me quedé un año así con la chichi como la Barbie porque ves que las barbies no tiene pezones entonces yo digo ‘ah es una de Barbie y una de Alejandra Guzmán’ pero hay que verlo de una manera muy sabia, no hay mucha gente que se acepte así después de pasar por tanto”, recordó la hija de Silvia Pinal.

Contó que la música, como en otros problemas que ha enfrentado en la vida, le ayudó a expresar lo difícil que fue enterarse de que tenía cáncer, enfermedad que, recordó, también fue un salvavidas pues comenzó a poner más atención en su salud.

"Es muy fuerte enterarse de que te da cáncer y hay una canción que se llama Hasta el final (...) habla de los ojos de Frida cuando se le llenaron de lágrimas (al enterarse de la enfermedad de Alejandra) y pues yo recuerdo ese momento y le digo 'no es el final, es el principio' y creo que a mí el cáncer me salvó la vida, desde entonces empecé a cuidarme, a cuidar mi alimentación", contó.

Recordó que la detección temprana de la enfermedad favoreció a que su tratamiento fuera más rápido y menos invasivo pues no perdió el cabello a causa de las quimioterapias.

"Fue muy rápido porque yo encontré mi cáncer muy pequeñito, entonces yo decidí cortar esa parte que fue mi pezón derecho y tomé una pastilla que era la quimio entonces yo no sufrí de que se me cayera el pelo, entonces tome esa pastilla durante tres años, pero yo sí decidí cortar todo lo que había malo y fue muy radical, pero es mi manera de ser cada quien decide qué quiere hacer con su cuerpo”, declaró.

En la misma charla, el distanciamiento con su hija Frida Sofía no pasó desapercibido y aunque la cantante está abierta para arreglar las cosas, dijo que es un tema que ambas tienen que hablar en privado, en familia.