Alfredo Adame responde con todo a Diana Golden y lanza fuerte mensaje: ‘¿Es algún pecado ser pobre?’

El actor habló de su situación económica y precisó que pese a todo es un hombre feliz
Por: Valeria Contreras N.
Lead
Agencia México
Alfredo Adame responde con todo a Diana Golden y lanza fuerte mensaje: ‘¿Es algún pecado ser pobre?’
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Después de que Diana Golden exhibió a Alfredo Adame frente a varios medios de comunicación, asegurando que el actor no tenía ni para comer y que no era millonario como decía; ahora, él le respondió con todo y lanzó un fuerte mensaje a su exesposa.

La estrella de televisión habló con un programa matutino en el que confirmó las recientes declaraciones de la actriz, a quien además de tachar de ambiciosa, le mandó contundentes palabras señalando que no se avergüenza de ser pobre.

Qué tontita es esta tipa, aparte de ambiciosa y todo. ¿Es algún pecado ser pobre? Yo soy pobre, muy pobre, estoy quebrado, no tengo ni qué comer, ni nada, pero soy un hombre feliz y digno”, sentenció Alfredo Adame, quien también reveló la suma que tiene que pagarle a Diana Golden.

“Me van a tumbar 20 mil de la carta vestuario del programa de Memo del Bosque, y luego 5 mil que fue mi abogado a depositar en un billete, entonces ya van 20 más 5, ya son 25, le debo 3 mil 210 pesos”, expresó el conductor.

Alfredo Adame y los escándalos que opacan su carrera

Alfredo Adame siguió aclarando lo dicho por su exesposa y aceptó públicamente que desde hace mucho tiempo, todos sus bienes los puso a nombre de su hija, a quien decidió heredarle en vida.

“Es cierto, a mi hija Vanessa la heredé en vida y le heredé todas mis cuentas del banco, porque dice ella y su abogadillo ratonero que me embargó una cuenta y que tenía 7 mil pesos, esas cuentas estaban embargadas desde el divorcio con esta señora Banquells”, comentó el actor, quien fue demandado por Diana Golden por difamación.

Los actores compartieron una historia de amor a finales de los años 80, cuando contrajeron nupcias; sin embargo, el matrimonio no prosperó y al poco tiempo se separaron, comenzando así una guerra de dimes y diretes frente a los medios.