César Bono niega estar en depresión y afirma: ‘Claro que no me queda mucho tiempo de vida’

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor reveló a TVyNovelas que se niega a someterse a una nueva cirugía

En los últimos meses, César Bono ha enfrentado fuertes momentos con su estado de salud, la cual se deterioró luego de los ocho infartos que sufrió y de problemas gastrointestinales que afectaron incluso su movilidad. Ahora el actor reveló que no está en depresión, aunque está consciente que le queda poco tiempo de vida.

En entrevista con TVyNovelas, Bono detalló que aunque es un hombre optimista, sabe que tanto su edad, como los padecimientos que tiene lo hacen pensar en la muerte.

“Soy un hombre optimista, luego ponen que estoy en la depresión, y no, lo que pasa es que soy realista. Me dieron más de ocho infartos, entonces, ¿cómo no pensar en la muerte? No es lo mismo que te digan ‘le dio un infartito’ a ‘le dieron ocho’. Además, tengo 70 años, si no estoy consciente de que voy a vivir menos que cuando tenía 20, estaría retrasado mental. Claro que no me queda mucho tiempo de vida y claro que mi salud se vio afectada; incluso la neuróloga que vio mis ocho infartos no sabe cómo es que estoy vivo”, precisó.

El histrión expresó que su salud ha ido mejorando poco a poco, pero que todavía tiene secuelas, en específico de movimiento, las cuales han sido más difícil de erradicar porque debido a la pandemia de coronavirus sus terapias fueron suspendidas.

Yo me iba a morir antes del coronavirus, pero no me morí; quedé con secuelas de movimiento, que es lo que me preocupa, pero no me duele nada ni estoy enfermo. Las secuelas son por los infartos que tuve, pero aquí sigo (…) Se interrumpieron por la contingencia, ya no pude ir; espero que ahora que vuelva al trabajo recobre muchas cosas, sobre todo la capacidad de trabajar”, comentó.

César Bono también habló sobre la cirugía que tiene pendiente, con la que buscan quitarle una hernia hiatal y la cual se niega a realizarse pese a las indicaciones de los médicos.

“Sí, pero no me voy a operar. ¡No me opero y no me opero! (…) Nunca me van a ver convencido de eso. Yo, al igual que muchos seres humanos, pienso que estamos hechos para que no nos abran, y no quiero que me abran la hernia; no me faltan las anginas ni el apéndice ni nada… No quiero operaciones”, indicó.