Video muestra cómo Chiquis lloró por llamada de su padre desde la cárcel el día de su boda

facebook

twitter

whatsapp

Email

José Trinidad Marín está en prisión por las violaciones que cometió en contra de su propia hija y su cuñada Rosie

El reality The Riveras ha permitido que los admiradores de Jenni Rivera conozcan un poco más de la intimidad de sus hijos y sobre todo detalles de la boda de su primogénita Chiquis, quien autorizó que se mostrara cómo lloró el día de su enlace matrimonial con Lorenzo Méndez por la llamada que recibió de su padre desde la cárcel.

En el último capítulo de la cuarta temporada, la también cantante dejó ver imágenes inéditas del evento, siendo uno de los momentos más emotivos la conversación que tuvo con su padre José Trinidad Marín minutos antes de darle el ‘Sí acepto’ al exvocalista de La Original Banda El Limón.

“Es mi padre biológico. Si no fuera por él yo no estaría aquí”, se escucha decir a Chiquis Rivera segundos antes de comenzar su conversación con el primer esposo de Jenni Rivera, quien se encuentra en prisión por haber violado tanto a su propia hija cuando era tan solo una niña, a su hermana Jacqie y a su cuñada Rosie.

Durante la plática, la primogénita de Jenni Rivera afirma que está nerviosa, pero contenta de su enlace matrimonial con Lorenzo Méndez.

“Nerviosa, pero contenta de escuchar su voz (…) Gracias papá”, dice la intérprete de ‘Entre botellas’ segundos después de rezar junto a su padre.

Jenni Rivera narró en su libro Inquebrantable detalles de las violaciones que sufrieron sus dos hijas, Chiquis y Jacqie, y su hermana Rosie a manos de su primer esposo José Trinidad Marín, quien comenzó a abusar de su cuñada cuando tenía tan solo siete años.

Según la publicación, el abuso sexual paró cuando Rosie cumplió once años y así ahora Chiquis fue víctima de su padre, quien también violó a Jacqie. Tras conocer lo que estaba pasando, la ‘Diva de la banda’ relató que juntó evidencias para denunciarlo con la policía, pero que él se dio cuenta antes y huyó.

Sin embargo, al cabo de unos años fue atrapado y ahora cumple una condena de 31 años de prisión en California.