Antes de triunfar como cantante, Edwin Luna trabajó en un tianguis con su madre

facebook

twitter

whatsapp

Email

El vocalista de La Trakalosa de Monterrey habló de sus comienzos como cantante y de la promesa que le hizo a su madre

Edwin Luna es uno de los intérpretes más conocidos del regional mexicano con La Trakalosa de Monterrey, pero antes de triunfar en el mundo de la música, el intérprete tuvo que enfrentar el divorcio de sus padres en su infancia, además de que su progenitor ya no aportó dinero a su casa, por ello tuvo que trabajar desde pequeño con su madre.

“Trabajábamos en los mercados rodantes. Yo salía de la primaria y era irte al mercado con ella a vender ropa, a estar gritando ‘llévele, llévele’. Me decía mi mamá ‘necesito que vendas algo que te llame la atención’ y yo le decía ‘pues juguetes’ y empezó a comprarme pacas en Estados Unidos donde venían juguetes”, expresó el cantante en entrevista a un programa de espectáculos.

En cuanto a sus inicios en la música, Edwin compartió que uno de los compañeros de su mamá en el mercado le pidió que le cantara una canción y le regaló un juguete, situación que no le gustó a su progenitora, quien confrontó al señor y le pidió que no lo hiciera de nuevo. “Mi hermana me dijo ‘si mamá no quiere que te regalen un juguete, pues cobra las canciones”, indicó.

Tras descubrir su talento, el niño caminaba por los puestos interpretando diferentes canciones, además de que su madre desde pequeño lo enseñó a valorar el dinero y a ganarse las cosas. “Empecé desde muy pequeño al saber que (era) sacrificar algo de tu tiempo”, dijo.

Otro golpe que tuvo en la vida fue cuando estaba a punto de graduarse en la secundaria y su abuela, que vivía en Estados Unidos, fue diagnosticada con cáncer en los pulmones y su madre viajó para cuidarla, dejando a Edwin al cuidado de su hermano Roberto, quien le llevaba 12 años y trató de suplir el lugar de sus padres.

Entre otras confesiones, el esposo de Kimberly Flores reveló que se salió de su casa en la adolescencia, además de que su madre se quedó a vivir en Estados Unidos, por ello pasaban grandes periodos de tiempo sin verse.

“Yo le hice una promesa a mi mamá: el día que me vaya bien, de sostener lo que tú cobras, porque mamá se dedicó a cuidar muchos ancianos, cuando yo pueda cubrir esos gastos, te sacaré de trabajar para que puedas ir a Monterrey más seguido”, expresó Edwin, quien con el pasó de los años pudo cumplirlo y ahora su madre puede estar más tiempo con su familia.

Por ahora, Edwin se concentra en su nueva música y en su vida familiar, ya que llegó al altar con Kimberly Flores a finales de julio, celebrando su boda religiosa en Monterrey y posteriormente se fueron de luna de miel a Dubai.