Erika Buenfil no se arrepiente de haber tenido a su hijo pese al escándalo: ‘Se me cerró el mundo’

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz recordó los difíciles momentos que vivió luego de convertirse en madre

Hace 15 años, Erika Buenfil se convirtió en mamá de su hijo Nicolás, fruto de una breve relación con Ernesto Zedillo Jr., quien desde el nacimiento del hoy adolescente nunca se hizo cargo de él. Ahora, la actriz reveló que pese al escándalo que vivió en aquel entonces, no se arrepiente de haber sido madre.

“Qué bueno que lo tuve, tarde pero lo tuve, porque si no sí se me hubiera pasado el tiempo y a lo mejor sí me hubiera arrepentido de no haberlo tenido. Yo quería ser mamá a fuerza”, detalló la estrella de Te doy la vida en el programa Hoy.

Buenfil destacó que aunque sí deseaba tener más hijos, en específico una niña, optó por no hacerlo debido a toda la polémica que vivió por la paternidad de su primogénito y también porque estaba consciente que ella sería por siempre tanto el papá como la mamá de Nicolás.

“Sí, la niña, pero por la situación que viví realmente yo quedé como muy escamada, como con muchos miedos y aparte yo tenía que sacar adelante a Nicolás sola y dije ‘no es muy difícil’, se me cerró el mundo, viví circunstancias muy difíciles y dije ‘hasta aquí me quedo’”, comentó.

Sin embargo, la protagonista de telenovelas asegura que está completamente feliz con su hijo Nicolás, a quien describió como un gran ser humano con un enorme corazón.

Soy feliz, lo amo, me encanta y está guapísimo (..) No saben qué buen muchacho, pero de verdad bueno, tiene un gran corazón, es lo que más me gusta de él su buena onda”, precisó.

Erika Buenfil ha destacado que desde que se convirtió en madre, nunca contó con el apoyo de Ernesto Zedillo Jr. e incluso en distintas entrevistas ha revelado cómo le explicó a su hijo todo lo que pasó y todos los detalles sobre su familia paterna.

“Nunca le hablé mal de él (…) No es un fantasma, ni jamás le dije ‘se murió’ o ‘se fue’, así están las cosas y él sabe, finalmente, quién es y quién es su abuelo. Un día, en algún momento de la vida, en el colegio (…) (preguntaron) ‘a ver, ¿quién conoce gente importante?’, y entonces, él levanta la mano y dice ‘mi abuelito es el señor Ernesto Zedillo’ y no le creían los compañeros… entonces, él lloró y dijo ‘sí es’ y vino y me dijo: ‘¿verdad que sí, mamá?’. Me habla de la escuela la maestra y me dijo ‘tiene permiso de decirlo’ y (yo) ‘sí, sí tiene permiso de decirlo’ y no tiene por qué ocultarlo, es la verdad (…) a parte ellos lo saben (la familia de Ernesto Zedillo Jr.) y aparte algún día se conocerán”, señaló la actriz hace tiempo en entrevista con Mara Patricia Castañeda.