Erika Buenfil y el día que dijo lo difícil que fue quedarse sola y sin dinero para criar a su hijo

facebook

twitter

whatsapp

Email

En aquella ocasión, la actriz habló del padre de su hijo, Ernesto Zedillo Jr., quien nunca se hizo cargo del adolescente

Erika Buenfil siempre ha reconocido públicamente que Ernesto Zedillo Jr. es el padre de su hijo Nicolás; incluso en marzo de 2019 concedió una entrevista a Aurora Valle en la que destacó que el primogénito del expresidente de México nunca se hizo cargo del pequeño y que ella se quedó sola durante su embarazo. Sus declaraciones resurgieron en distintos medios, volviéndose tendencia.

En dicha plática, la actriz detalló lo difícil que fue quedarse sola y sin oportunidades de trabajo tras el nacimiento de su primogénito.

“Dije: ‘No te preocupes mi hijito’. Tengo una forma de ser que todo lo transformo en positivo… Me cerraron las puertas, trabajando. De repente dejó de haber oportunidades laborales”, detalló la estrella de ‘Te doy la vida’.

Pese a las adversidades que pasó, Erika Buenfil sacó adelante a su hijo gracias al apoyo de su familia, quienes la protegieron tanto a ella como su pequeño Nicolás.

“Como buena norteña me dijo ‘no creo que te respalde’. Y no se equivocó… Un gran respaldo y un gran amor (de mis hermanos). Finalmente, es la familia. Nadie me dio la espalda, al contrario, nos trataron con tanto amor”, comentó.

Durante su participación en el programa Confesiones, Erika Buenfil señaló que solo una vez Ernesto Zedillo Jr., quien se casó con su actual esposa cuando la actriz tenía ocho meses de embarazo, vio a Nicolás cuando era tan solo un bebé y que jamás intentó brindarle alguna clase de apoyo.

Señaló que pese a ese abandono y falta de interés, ella siempre ha hablado con la verdad a su hijo, el cual conoce su procedencia y quienes son su familia paterna.

No lo conoce. Ni Nicolás se acuerda de él… (Nicolás sabe quién es su papá) no le miento y jamás le he prohibido si en algún momento él quiere buscarlo”, precisó Erika Buenfil , quien ha afrontado la maternidad sola, señalando que no se arrepiente de ninguna de sus decisiones.