Esposo de Jacky Bracamontes termina con el tímpano roto en hospital y acusa al médico de negligencia

facebook

twitter

whatsapp

Email

Martín Fuentes relató en redes que el descuido de un médico lo dejó sin audición y con el oído sangrando

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Martín Fuentes, esposo de Jacky Bracamontes, generó preocupación ante sus miles de seguidores este fin de semana y es que en redes sociales destapó la negligencia de la que fue víctima en un hospital de Miami, donde un médico le rompió el tímpano.

Fue a través de una transmisión en vivo de Instagram que el corredor de autos relató parte de su experiencia, revelando detalles de cómo fue que terminó en el nosocomio.

“Les voy a explicar por qué traigo el tímpano roto. Estaba esquiando aquí en la lancha con Luna (su mascota). Estaba en el agua esquiando con Jacky y dimos el azotón (…) Luego se me cayó el celular en el muelle y estuve como hora y media buscándolo hasta que lo encontré”, contó.

Aunque en un principio todo parecía normal, Martín Fuentes destacó que los problemas comenzaron horas después, cuando en la madrugada se levantó con dolor del oído, y pensando que podría ser fácil de tratar, se automedicó.

“Me levanto con que el oído me dolía, tenía como agua; le metí todas las cosas que hay en la farmacia. Me eché gotas, me eché una espuma (…) pero me empezó a doler más. En la noche, me dormí, y a las cuatro de la mañana me volví a poner esa cosita de espuma para lavarme y nada, me seguía doliendo”, precisó.

Ante el intenso dolor que comenzaba a sentir, el piloto de carreras optó por acudir al hospital, donde la situación terminó peor, pues el médico que lo atendió, le reventó el tímpano.

“Un brillante doctor, un pedazo de imbécil, me empieza a limpiar (…) ‘¿lo trató de lavar con esas cosas de farmacia?’, ‘sí’ (respondió) y con un hisopo, me rompe el tímpano, me empieza a sangrar el oído y (le digo) ‘me duele mucho’ (…) y cuando ya comenzaba a escuchar bien, ya no oí nada”, aseguró.

Ante la terrible situación, Martín Fuentes destaca que se aguantó las ganas de golpear al médico y que a su regreso a casa, optó por contactar a otros doctores para recibir una segunda valoración.

"Después de haber visto al especialista, me limpió la sangre, me vio que sí estaba sangrando el oído; me vio arena, me checó el tímpano y está raspado, pero en buenas condiciones. El animal que me trató de limpiar, lo que me hizo fue hacerme un hoyo en el ear canal (conducto auditivo) que está antes del tímpano, o sea que me cortó y obviamente traigo un hematoma; (el médico) me mandó una semana sin agua y estaré listo para regresar a la vida normal”, puntualizó días después en sus historias.

Sin embargo, este no es único accidente que mantiene al originario de Guadalajara, Jalisco, confinado en su casa de Miami, pues días antes reveló que había resbalado con el tobogán inflable de sus hijas y que se había lastimado el codo con una piedra de su jardín, lo que le provocó una burtitis (inflamación en el saco del líquido que actúa como amortiguador entre los músculos, tendones y huesos), por lo que ahora porta una férula que disminuye el movimiento en su brazo.