Fernando Frade: el hombre por el que se enfrentaron Silvia Pinal y Sylvia Pasquel

facebook

twitter

whatsapp

Email

El distanciamiento entre madre e hija provocó que Silvia Pinal nunca conociera a su nieta Viridiana Margarita Frade.

La bioserie Silvia Pinal, frente a ti desempolvó el amor que –aunque en momentos diferentes– Silvia Pinal y su hija, Sylvia Pasquel , sintieron por un mismo hombre: Fernando Frade .

Ambos romances provocaron que la relación entre los dos pilares de la dinastía Pinal se fracturara, a tal grado que Silvia nunca conoció a su nieta Viridiana Margarita Frade Banquells, fruto del matrimonio que Pasquel formó junto a Frade, el ex de su madre, en 1985. La niña fue bautizada por Pasquel en honor a su hermana Viridiana Alatriste , quien murió trágicamente en un accidente a los 19 años de edad .

Durante una entrevista que ofreció al periodista mexicano Gustavo Adolfo Infante, Pinal no ocultó la sorpresa que le causó el enlace matrimonial de su hija, ni las pocas o nulas intenciones que tuvo de conocer a su nieta, quien, en 1987 murió ahogada en una alberca.

“Fue una sorpresa que se casaran. Tuvieron una hija y le pusieron Viridiana. (Silvya Pasquel) era una mujer hecha y derecha, ¿qué tenía yo qué hacer?: ‘Nada’. Yo me fui a España con mi mamá (y) me habló Tulio para informarme que la niña había muerto ahogada. Ni la conocí, ni quise conocerla, no tenía caso”, narró la gran diva de 87 años.

Las decisiones que Silvia Pinal toma jamás serán cuestionadas por sus hijas, o por lo menos, asegura la propia Pasquel, no por ella. Durante una entrevista que ofreció en el programa Suelta la Sopa, en 2016, aclaró que su historia de amor con Fernando Frade inició mucho antes de que éste apareciera en la vida de su madre; además, dijo sentirse sin culpas pues en su momento hubo perdón entre ellas.

“Había una relación anterior entre Fernando y yo antes de que apareciera en la vida de mi mamá. Fuimos novios un buen rato”, contó la madre de Stephanie Salas.

“Yo no me siento mal porque yo nunca hice nada impropio. El perdón (entre madre e hija) se dio y yo me quedó con eso, lo que pase después es responsabilidad de cada quien”.

Alcohol y drogas figuran en pantalla como los responsables del rompimiento entre Silvia y Fernando de quien, la diva narra, más que una madre, fue un ancla. Con Pasquel el divorcio con Frade llegó tras la muerte de su hija Viridiana.

La guerra que durante años mantuvo separada a la familia Pinal llegó a su fin en el Acapulco de 1988, en una fiesta de fin de año que organizó la actriz y amiga de Silvia Pinal, Mónica Marbán.

“No hubo explicaciones. Simplemente fue un encuentro muy bonito”, recordó Marbán en un programa de espectáculos.

Pocas veces Silvia Pinal tocó este que, describe, como uno de los capítulos más dolorosos de su vida familiar; sin embargo, en Silvia Pinal frente a ti lo cierra con un buen augurio para el futuro de la relación con su hija.

“En el año viejo, mi hija y yo cerramos una etapa muy triste de nuestras vidas, pero no hay mejor augurio que comenzar uno nuevo en paz con uno mismo”.