Gaby Spanic destapa el infierno que vivió con el papá de su hijo durante su embarazo

Como nunca, la actriz habló del padre de su primogénito y de la violencia que vivió a su lado
Por: Paulina Flores
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Aunque siempre se ha mostrado sincera con cada uno de los detalles de su vida personal, Gabriela Spanic sorprendió al recordar parte de los sucesos que han marcado su vida en el reality show donde actualmente participa, destapando el infierno que vivió con el padre de su hijo.

Como nunca antes, la inolvidable protagonista de 'La Usurpadora' se sincero sobre cómo inicio la historia de amor con su ex, con quien incluso existieron planes de boda.

"Fue un hijo que nació del amor, fue producto del amor con un venezolano, le pidió la mano a mi mamá, a mi papá, me entregó el anillo, nos íbamos a casar, pero bueno pasaron situaciones muy tristes después porque hubieron muchos chismes", dijo.

La estrella de televisión de 47 años reveló que el romance se fue en declive tras las especulaciones y rumores que surgieron sobre la paternidad de su hijo, destapando que la violencia que vivió puso en riesgo su embarazo.

"Le dijeron a él que mi hijo no era su hijo, fueron muchos chismes, muchas cosas, tuvimos varios enfrentamientos, luego intentó pegarme, manché sangre, estuve a punto de perder a mi hijo estando embarazada y le dije: 'Vete, vete, si tú crees más en los chismes que en mí, vete, yo no voy a perder un hijo'. Hasta el sol de hoy no lo he visto", contó.

Gaby Spanic reveló que pese a lo sucedido y a la ausencia de su papá, su hijo no guarda ningún sentimiento negativo contra su padre aunque ya perdió el interés por conocerlo.

"Mi hijo lo extraña mucho. Hoy en día ya no lo quiere conocer. No le he sembrado odio, pero fue muy duro estar sola como madre hasta el sol de hoy por dimes y diretes, por chismes de la prensa, por mentiras. Mi hijo es un gran hombre, es sensible, es excelente estudiante. Mi hijo me consciente como mujer, es todo un caballero. Cuando vamos al súper me ayuda a bajar las compras, no puede ver un niño pobre en la calle porque siempre quiere ayudarlo, [es] muy generoso".