Galilea Montijo conmueve con las confesiones que le hizo a su hijo: "te soñé muchos años"

facebook

twitter

whatsapp

Email

En esta ocasión los papeles se intercambiaron y el turno de entrevistar a su mamá le tocó a Mateo en su debut como reportero

La celebración del Día de la Madre está a la vuelta de la esquina y la producción del programa ‘Hoy’ no dejó pasar la oportunidad de conmemorarlo con contenido relacionado a la efeméride, por lo que Galilea Montijo preparó una cápsula en la que conmovió con las revelaciones que hizo sobre el nacimiento de su hijo Mateo, quien en esta ocasión fungió como reportero.

Desde el ‘refugio’ donde pasa el distanciamiento social, la presentadora de televisión tuvo una emotiva charla con el hijo que tuvo con Fernando Reina, en la que le contó la emoción tan grande que sintió cuándo se enteró que venía en camino.

"Yo ya presentía que te tenía en mi pancita, pero no estaba segura y cuando nos lo confirma el doctor a tu papá y a mí, fue una emoción tan grande porque yo tenía muchas ganas de tenerte, yo te soñé muchos años y el día que me dijeron que te tenía en mi pancita, no te puedo describir la felicidad que sentía", dijo conmovida la conductora de ‘Pequeños Gigantes’.

Mateo preguntó también sobre el sentimiento que provocó en su mamá el percibir por primera vez sus movimientos en la panza, a lo que la también actriz contestó que fue una de las cosas que más disfrutó de su embarazo a pesar de lo extraño que fue al comienzo.

"Parecías como un pececito, es una sensación padrísima, pero lo que más disfrutaba cuando yo te tenía en mi panza era cuando te movías, era muy extraño, pero de repente te empezabas a mover y para mí era una sensación de saber que ahí estabas, que me escuchabas”, dijo Montijo.

“Te ponía música de mar y te calmabas y luego te la quitaba y te movías porque te gustaba esa sensación. De lo que más disfruté en mi embarazo o cuando te tenía en mi pancita fue cuando tú te movías, me encantaba esa sensación”.

Recordó que fue una niña bien portada, muy tranquila y callada, aunque, reconoció, que en la escuela no fue tan buena estudiante.

“Nunca fui una niña traviesa, siempre fui una niña muy calladita, veía una cámara y me gustaba que me tomaran fotos, pero siempre, nunca di problemas, pero ¿qué crees?, no era tan buen estudiante, tengo que reconocerlo, no era muy buena estudiando, tampoco era de las peores en calificaciones, pero tampoco fui la más inteligente en la escuela, la verdad”, confesó.