Geraldine Bazán confiesa por qué se niega a darle el divorcio a Gabriel Soto

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz destacó que todavía no está lista para tener una relación

Tras las declaraciones que hizo en contra de Irina Baeva , luego de que se hizo público el romance que sostiene la joven con Gabriel Soto , Geraldine Bazán volvió a hablar frente a los medios y ahora confesó por qué se negó a divorciarse del galán.

La actriz, de 35 años, precisó que tenían que pulir puntos del acuerdo, hecho por el que se retrasó todo. “Había que arregalar algunas cosas de las clausulas, pero nada más y no voy a hablar nada de mi proceso legal”, sentenció.

Al ser cuestionada sobre los ataques que recibió Irina Baeva, de 25 años, por las declaraciones que ella hizo en las que asegura que la joven no es una buena mujer ni decente; la protagonista de ‘Por amar sin ley’ detalló que no tiene nada que opinar al respecto y se limitó a agradecer las muestras de cariño que recibió en redes sociales.

“Muchísimas gracias, creo que no les voy a decir nada de lo que quisieran escuchar (…) Que las adoro, que las quiero, que muchas gracias por el apoyo siempre y que bueno somos mujeres y en esto estamos todas juntas”, señaló Geraldine Bazán.

Aprovechó para confirmar que por el momento no tiene intención alguna de comenzar una relación amorosa, ya que está enfocada por completo en su carrera como actriz, pero en especial en su faceta de mamá.

“Estoy trabajando muchísimo, que estoy muy contenta, compartiendo con las niñas, creciendo en todos los aspectos. Estoy muy bien, muy tranquila y disfrutando esta etapa de mi vida”, agregó la actriz, quien tras darse a conocer el romance de su ex Gabriel Soto e Irina Baeva señaló que sus hijas no convivían con la rusa porque no era una buena mujer ni decente.