Como pocas veces, Jacky Bracamontes revela cómo mantiene viva la llama de la pasión con su esposo

facebook

twitter

whatsapp

Email

La conductora también confesó lo poco que le gustan los festejos del Día del amor y la amistad

En 2011, Jacky Bracamontes contrajo nupcias con Martín Fuentes; ahora con ocho años de feliz matrimonio y cinco hijas, la conductora reveló, por primera vez, cómo mantiene viva la llama de la pasión con el corredor de autos.

La también actriz dio las fuertes declaraciones durante la última edición del programa Netas Divinas, donde relató, a detalle, las cosas que le funcionan para tener una noche romántica con su marido.

A mí me funciona mi aceite, me funciona la músiquita, me funciona hay un aceite esencial que se llama ‘Pasión’. Entonces lo pones en el difusor, o te lo pones aquí (vientre) o aquí (cuello), te lo juro de verdad que te pone en el mood. Qué oso que esté diciendo esto (…) Otra cosa es la luz, a mí la luz prendida no, buscar el mood también con la luz ayuda y a mí el ponerme algo también me ayuda, yo no sé si le ayude a él, pero a ti te pone en el mood”, indicó.

Además de confesar qué despierta la llama de la pasión con Martín Fuentes, Jacky Bracamontes aconsejó que una de las mejores cosas es salirse de su casa y más si las parejas ya tienen hijas, como es el paso de ella.

Si pueden sálganse de su casa y váyanse a otro lado, porque precisamente mis hijas diario están, una de las 5 se va a dormir a mi cama (…) O sea neta un fin de semana o una noche, así de ‘nenas tenemos una cena’. Te vas a cenar, te quedas a dormir en un hotelito y ya regresas al día siguiente muy contentos, la verdad (…) Claro es de que ya se durmieron y le cierras con seguro a la puerta, o sea no hay de otra. Pones la música”, detalló.

Jacqueline Bracamontes también confesó que a diferencia de muchos matrimonios, ni a ella ni a su marido les gusta celebrar el Día del amor y la amistad, por lo que prefieren darse detalles otros días, sin necesidad de que sea un día especial.

“Todo rojo, todas las tiendas, las flores carísimas, o sea no. Yo hice un pacto con Martín, dijimos ‘a mí tampoco me gusta el 14 de febrero, estamos de acuerdo, ni te doy regalo ni me das, sí perfecto’. Nos damos regalo en otro momento. Estábamos de viaje la semana pasada y me dijo ‘vi este perfume, me encantó, toma’. Fue un detalle muy lindo”, sentenció.