Jacky Bracamontes revela que no es fácil aparentar verse 20 años menor y confiesa: “Usan filtros”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz reveló los secretos que usan en producción para poder verse más joven en pantalla en la nueva telenovela que protagoniza

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Fue en octubre pasado que Jacky Bracamontes destapó la transformación a la que sometió a su larga cabellera para lograr un efecto rejuvenecedor que le ayudara en su entonces desconocido nuevo proyecto, ahora sabemos que se trata de la nueva telenovela que estelariza en la que confesó han necesitado algo más que un cambio de look para hacerla ver más joven.

Fue a través de su cuenta oficial de Instagram que la actriz destapó los trucos que usan en la producción de 'La suerte de Loli' para las escenas en las que tiene que aparentar tener cerca de 20 años menos.

La mamá de mini Jacky, Caro, Renata, Paula y Emilia compartió que además de usar maquillaje ligero, llevar el cabello largo, rubio y con un peinado especial, los expertos se encargan de poner un filtro en posproducción que les ayude con el tema de la edad.

"Optamos por ponerme un pelazo así largo porque denota juventud y estas trencita... es que 16 años más joven no es fácil por eso le hicimos trencitas, el pelito suelto y luego en posproducción, me estaban diciendo que van a usar unos filtros para que nos veamos más jóvenes porque es que 16 años, 20 años más jóvenes no es fácil pero con estos filtros ya ustedes juzgarán cómo nos vemos, si nos vemos de verdad más jóvenes", apuntó.

En la producción en la que comparte créditos con Silvia Navarro y Osvaldo Benavides, la exNeta Divina también aparece en algunas escenas embarazada por lo que mostró la pancita falsa que usa y confesó que después de cuatro embarazos le agarró cierto desprecio a la ropa de maternidad.

"En la escena también estoy embarazada entonces miren mis pantalones de embrazo que yo Jacky ya no los quiero ver ni en pintura, los odio un poquito", dijo minutos antes de presumir hasta el ombligo de la pancita falsa."Está increíble, ¿no?", bromeó.