Por primera vez, José Eduardo Derbez revela qué lo une a Fernando Colunga

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor también recordó que su fobia a los murciélagos nació por culpa de su papá Eugenio Derbez

En los últimos meses, José Eduardo Derbez ha destapado varios secretos de su familia e incluso habló acerca de la boda falsa que tuvieron sus papás en los años 90; sin embargo, ahora confesó por primera vez el lazo que lo une a Fernando Colunga.

Todo sucedió en una entrevista que le concedió a Faisy, donde recordó su infancia, en específico las fiestas que le organizaron para celebrar su primera comunión y su confirmación, ahí fue cuando el hijo de Victoria destapó que el protagonista de telenovelas es su padrino.

“Según yo iba de un traje oscuro con una corbatita, yo lo que más quería, no tanto la misa, sino después la fiesta con mis cuates, porque había invitado a todos los cuates de la escuela. Me habían contratado un mini casino, uno de esos toritos inflables, mi primera comunión fue muy bonita (…) Mi confirmación, mi padrino fue Fernando Colunga”, detalló.

Pese a que Fernando Colunga es muy hermético con su vida privada, todavía mantiene contacto con su ahijado, quien puntualizó la euforia que causó su fiesta de confirmación en la escuela.

“Sí (lo sigo viendo), pero sabes que fue lo cagado que la confirmación sí fue con la escuela y todas las maestras querían ir porque iba a ir Fernando Colunga”, expresó.

José Eduardo Derbez también recordó una de las experiencias más traumáticas de su infancia, en la que su papá Eugenio Derbez estuvo involucrado y gracias a la cual tiene una fobia muy fuerte por los murciélagos.

“El murciélago es el animal al que más miedo le puedo tener en la vida, cuando he llegado a ir a un lugar así como de playa y veo que pasa un murciélago yo me empiezo a poner muy mal. Esto fue porque de chiquito había un murciélago en mi techo, yo lo vi, mi papá no me creyó porque cuando él entró al cuarto yo le dije ‘había un vampiro’. Mi papá fue como de ‘los vampiros no existen’, yo de ‘había un vampiro’. Lo delgadito de las alas, sus manitas y que vuelen, no, no (…) Le tengo un pavor y miedo brutal”, sentenció.