Juan de Dios Pantoja impacta al mostrar los clavos que tiene en su mano: “Se ve horrible”

facebook

twitter

whatsapp

Email

El cantante se recupera de las fracturas en los nudillos que le provocó el enfrentamiento que tuvo con el acosador de Kimberly Loaiza

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

A casi un mes de haber protagonizado una fuerte pelea con Augusto Hernández, acosador de Kimberly Loaiza, Juan de Dios Pantoja impactó al mostrar los clavos que tiene en su mano.

Fue a través de sus historias de Instagram que el cantante documentó que había regresado al hospital para revisión, sin embargo, informó que uno de los clavos, que le habían puesto los médicos para corregir su fractura en los nudillos, no había fijado bien y que los moretones de la fuerte pelea aún continuaban.

“Chequen esto, me quitaron otra vez la férula para hacerme radiografías porque al parecer un clavito no está fijando bien”, contó en sus historias.

Asimismo, destacó que las imágenes eran tan aparatosas que le daba miedo mover su mano. “Vean cómo se ve esta mad**, se ve horrible ahora, eso de amarillo es como medicina, se ve cab***. Vean esto, no siento confianza en moverlo, tengo un moretón ahí, ¿te fijas?”, expresó JD a Kimberly Loaiza, quien se encontraba junto a él.

Finalmente, Juan de Dios Pantoja mostró sus radiografías y señaló que, debido a que los clavos no habían fijado bien, tendría que continuar con la mano enyesada.

“Ahí nomás los clavitos, bien enterraditos”, dijo, mientras que horas más tarde agregó: “Me pusieron nuevo vendaje, más acolchonadito para que se protejan bien los clavos”.

Fue el pasado 25 de enero cuando Juan de Dios Pantoja relató en Instagram el fuerte enfrentamiento que tuvo con Augusto Hernández, a quien señaló como acosador de Kimberly Loaiza, de su prima Mont Pantoja e incluso, de su hija Kima.

“Me dio mucho coraje así que tuve recurrir a la violencia, sé que no es lo correcto, pero lo hice. El golpe que di fue tan duro que me quebró los nudillos, pero lo hecho, hecho está y hay que afrontar las consecuencias”, explicó.