Laura Bozzo ya no irá a prisión; suspenden captura pero debe pagar más de 2 millones de pesos

Pese a la suspensión de la orden de aprehensión, la presentadora deberá cumplir algunas condiciones, un millonario pago y seguirá vinculada a proceso
Por: Paulina Flores
Lead
Mezcalent
Laura Bozzo ya no ira a prisión, juez suspende orden de aprehensión
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

No todo parece estar perdido para Laura Bozzo luego de perder ante Gabriel Soto e Irina Baeva la demanda por daño moral y es que recientemente trascendió que un juez del Estado de México suspendió la orden de aprensión contra la conductora peruana.

Luego de varas semanas de permanecer prófuga, el juez Juan Miguel Ortiz Marmolejo otorgó la suspensión provisional de la prisión preventiva que le fue dictada meses atrás por el presunto delito fiscal.

De acuerdo con reportes de varios medio de comunicación como Milenio e Infobae, la llamada 'Abogada del pueblo' deberá pagar un monto de 2 millones 600 mil pesos como garantía. Además, continuará vinculada a proceso.

Abogado de Laura Bozzo explica el problema de salud que enfrenta y por el cual no puede pisar la cárcel

En el documento se especificó que el monto, que deberá cubrirse dentro de los cinco días siguientes después de que sea notificada, fue impuesto considerando el supuesto daño patrimonial cometido aunque no absuelve a la presentadora de las obligaciones que el proceso requiera.

"Los efectos de la concesión son para que las cosas se mantengan en el estado que actualmente guardan y la quejosa no sea privada de su libertad personal con motivo de ese delito, hasta en tanto se resuelva lo que proceda en la suspensión definitiva", reportaron.

Por qué Laura Bozzo iba a ser encarcelada

A finales de septiembre la Interpol lanzó una ficha roja para que Laura Bozzo fuera buscada en más de cien países luego de rehusarse a responder a la orden de aprensión y prisión preventiva que fue dictaminada tras ser señalada por supuesto fraude fiscal por supuestamente vender una propiedad que estaba embargada por el SAT.